14 de julio de 2009

Increíble exclusiva!!!

Años y años invertidos por los científicos, millones y millones gastados en los laboratorios, y lo que es peor, lecciones y lecciones que tuvimos que estudiar en el colegio para intentar entender de dónde venimos, no han servido absolutamente para nada. Ha tenido que ser un humilde obrero nacido en la India, quien nos abra los ojos y arroje un poco de luz ante tal misterio.

Observen las fotos y juzguen ustedes mismos...















Sin lugar a dudas ha sido la noticia del año, en lo que a descubrimientos fisiológicos se refiere. La aparición de un feto humano en un huevo de gallina, incubado por su madre con todo el amor del mundo. El feliz alumbramiento, tuvo lugar a la otra orilla del gallinero, allá donde los gallos no cantan porque no hay nadie a quien despertar.Esa es la parte bonita de la historia.

La parte dramática, llega cuando el padre, apoyado por el abuelo paterno de la criatura, reclama sus derechos de progenitor, y se lleva a su hijo sin mediar palabra con su madre, la cual, no se ha quedado con las alas cruzadas, y ya ha denunciado los hechos al tribunal de justicia. El bufete de abogados encargado de presentar la denuncia, puesto a disposición de la gallina por parte de la sociedad protectora de animales, ya está recabando pruebas a favor de su representada. Se prevé un litigio largo y escabroso por la custodia del bebé.

Aquí, un humilde informador, haciendo gala de mi sagacidad periodística, he conseguido con mucho esfuerzo, las declaraciones en exclusiva de todas las partes implicadas. Cada uno tiene su versión de los hechos:

El padre, atónito ante el revuelo que se ha montado, ha dicho que: “Este hijo es fruto del amor, y diga lo que diga su madre, a mi en la intimidad me aseguró que me quería. Siempre la he tratado con mucho amor, le daba todos los días su ración de maíz y la limpiaba su hueco en el gallinero. Ella me provocaba constantemente. No entiendo porqué me denuncia, si ella sabe que voy a cuidar muy bien de nuestro hijo y no les va a faltar nada a ninguno de los dos. Siempre he estado dispuesto a casarme con ella, porque yo soy hombre de una sola gallina”…

Por su parte, la gallina, que no ha querido desvelar su nombre, para que su reputación no se vea afectada en el gallinero, desmiente categóricamente estar enamorada del padre de la criatura, y añade: “Koroco cocoroco coroco rococó coro….”, bueno mejor traduzco: “Es falso que mi hijo haya nacido fruto de nuestro amor, está claro que yo no me lo haría con semejante personaje ni harta de vino. Me violó repetidas veces, a mí y a otras gallinas que han tenido más suerte que yo y no han quedado embarazadas. Espero que la justicia caiga con todo su peso sobre él, y me devuelvan lo que es mío antes de que aprenda las malas costumbres de su padre…”.

Por último, el abuelo paterno ha declarado: “Este hijo mío es tonto, no se da cuenta de que la gallina le ha utilizado para vender exclusivas y sacarse unos millones. Se ha dejado atrapar por la primera pelandrusca que se le ha cruzado. Seguro que lo único que quiere es mi dinero y mandarme a un asilo…”.

Quien todavía no ha dicho ni esta boca es mía, más que nada porque aún no habla, es el bebé, que se ha visto envuelto sin comerlo ni beberlo en una contienda que nadie sabe en qué terminará, y quien ante la avalancha de periodistas de todo el mundo, no sabe si echar a correr… o echar a volar…

Juzguen ustedes quien llevará la razón, pero vista la foto del padre, me inclino más por la versión de la madre…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Uy lo que han dicho...