4 de septiembre de 2013

Depresión post-vacacional.

Sí señor, sí. Seguramente usted acabe de reincorporarse al trabajo después de las vacaciones y sepa perfectamente de lo que voy a escribir.

Y además da igual que viva usted en Wisconsin o en Helsinki. Volver a trabajar después de un período vacacional, es uno de los motivos más nobles que existen para caer en una depresión, o cualquier otra cosa que se le parezca. Salvo que usted viva en China, y además sea usted chino, en ese caso, seguramente se pase los dos únicos días de sus vacaciones deseando que llegue el momento de volver a trabajar.

El cambio que sufrimos en la transición vaguear-currar, puede llegar a ser traumático si uno no está debidamente mentalizado para llevar a cabo dicha transición. ¿Y cómo hacerlo?, me preguntará con cara de interrogante, pero…  qué quiere que le diga, no tengo ni la más remota idea. ¿Se cree que si lo supiera estaría yo ahora con esta depresión, o como quiera llamarlo? No, si lo supiera estaría tan feliz como un chino (como un chino que estuviera trabajando, no como un chino que estuviera de vacaciones).

Y es que, pasar de estar durante un tiempo determinado haciendo lo que uno realmente quiere, a verse privado de toda esa libertad y enfrentarse de nuevo a la rutina diaria, tiene su miga. Si, está claro que incluso antes de empezar el período vacacional ya sabíamos cuando iba a terminar, porque las vacaciones, como casi todo en la vida, son efímeras, pero… siempre acaban en el momento más inoportuno, cuando uno más lo está disfrutando. A mi cuando alguien me pregunta: “¿Qué tal las vacaciones?”, nunca se me ocurre otra respuesta que no sea: cortas. Porque eso es lo que de verdad duele, que sean tan cortas, si duraran cuatro ó cinco meses seguramente acabaría pidiendo a gritos volver a trabajar (incluso hasta podría pasar por un chino cualquiera).

Pero son tan cortas, que nunca nos da tiempo a hacer todo lo que teníamos pensado. A mí por ejemplo, en estas que acabo de disfrutar, por más intentos que he hecho para encontrar un hueco, no me ha dado tiempo a pintar la casa. Sí, se estará preguntando que porqué no lo hago  cualquier fin de semana, pero entonces… ¿me quiere explicar para qué coño son las vacaciones?  ¿Cómo dice? No, mire usted, perdone que discrepe pero las vacaciones no son para disfrutar, las vacaciones son para intentar convertirnos en unos maestros del bricolaje, aunque no sepamos ni lo que es un alicate… ni seamos chinos. Porque lo que para unos es un pasatiempo tan ameno, que pueden hacer con los ojos cerrados, para otros es un deporte de riesgo.

Pero a parte de ser cortas, las vacaciones también son cansadas. Quien diga lo contrario miente, y en la mayoría de los casos, necesitaríamos de unas vacaciones para recuperarnos de las vacaciones, aunque seguramente, en vez de descansar, acabaríamos pintando la casa. En realidad, el ser conscientes de que en vacaciones hemos hecho de todo menos descansar, es otro motivo más que alimenta la depresión, porque yo, además de no ser chino, tampoco soy como el conejito de Duracelli…





Pd.: No tengo absolutamente nada en contra de los chinos, estoy seguro de que son buena gente y además... muy trabajadores.


Pd.2: Nuevo mes… nueva chica del mes.





14 comentarios:

  1. feliz vuelta, cuesta pero hay que adaptarse al cambio

    feliz día

    ResponderEliminar
  2. Y sigo sin ser yo esa chica... manda huevos! y estoy contigo, después de un mes y una semana de vacaciones (in Spain) me toca volver y Dios, no te cuento el grado de depresión post vacacional que tengo... no me quiero ir ;(

    ResponderEliminar
  3. De todo lo cual se infiere que, para evitar trastornos emocionales, es preferible no salir de vacaciones.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón en todo. Yo tengo una depre-postvacacional (llevo ya 5 días currando) y eso que no me he ido a ninguna parte de vacaciones y he estado pintando, amén de otras labores jajajaja.
    Este año he oído mucho un atenuante para minimizar esa depre, y que parece que está funcionando: "al menos hemos tenido vacaciones. Al menos tenemos un curro al que volver" (esto último, los menos).
    En fin, espero recuperarme antes de tener las próximas vacaciones, las de Navidad, porque si no, no voy a levantar cabeza.

    Normalmente, no conozco a tus chicas del mes y no suelo fijarme mucho, pero la de este mes me parece encantadora y atractiva.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí no me ataca el síndrome post-vacacional. ¡¡¡Llámame china si quieres¡¡¡ Al menos este año y el pasado he gestionado la vuelta muy bien, la verdad :D
    Los chinos sí tienen unas vacaciones decentes. No en verano pero sí en Febrero, cuando celebran su Año Nuevo. En ese mes hay un par de semanas que el país entero prácticamente se paraliza. Lo viven muy intensamente lo del cambio de año.
    En Japón, sin embargo, sí que tienen unas vacaciones cortas o prácticamente inexistentes. Con 3 ó 4 días dan las vacas por finalizadas.
    Que tengas una rentrée lo menos traumática posible, Elvis. Verás como en unos días estás como si no te hubieras ido.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Si te sirve de consuelo, nosotros también teníamos pensando pintar en vacaciones. Y no, no pintamos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  7. Es que lo de pintar la casa no se hace en un hueco, hay que tpomarse su tiempo y mentalizarse, no es como el que cambia una bombilla.

    La foto de Sandra Bullock tiene sus añitos ya, eh ;P

    ResponderEliminar
  8. Pa cortarme las venas estoy... 2 meses en mi paraiso, las vacaciones de mi vida, pilas recargadas nivel 100 y hoy ha sido abrir la ventana y ¡¡ plof!!!

    A ubicarse, pq mi realidad es aquella, aquí sobrevivo simplemente.

    Snif, snif.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. ...si no fuera por la (nueva) chica del mes.
    :P

    ResponderEliminar
  10. Pues este ha sido el primer año que se me ha hecho un mundo volver a trabajar.

    Los anteriores años estaba deseándolo... y no soy chino.

    1 saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cora, gracias, en eso estamos, poco a poco...
    Saludos.


    Ana, y yo sigo esperando tu foto para ponerla, así que ya sabes...
    ¿no te quieres ir?... o ¿no quieres volver? no me aclaro.
    Besos.


    Si Bwuana, ni salir, ni quedarse dentro...
    Saludos.


    Belkis, ya sabes, quien no se consuela es porque no quiere...
    Entiendo que no te fijes demasiado en la chica del mes. Si fuera chico del mes yo tampoco me fijaría jajaja
    Besos.


    Novicia... !!china!! jajaja
    Cierto, ya me siento como si no me hubiera ido. Pero eso no me aligera el trauma...
    Besos.


    Mi Álter Ego, pues si, me consuela saber que no soy el único que no cumple con las expectativas. Aunque no me sirva nada más que de consuelo.
    Besos.


    Doctora, cierto, y por lo que se ve yo necesito demasiada preparación jajaja
    Si, la foto tiene ya algunos años, pero sigue sirviéndome sobradamente.
    Besos.


    Dalicia, doy fe de ello, ya he visto alguna de las fotos y me ha encantado ver como lo has disfrutado...
    Besos.


    Sergio, efectivamente, si no fuera por ello la depresión sería devastadora...
    Saludos.


    Teo, ¿estás seguro de que no tienes descendencia oriental?...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¡¿¡¿¡¿Donde estaba yo que no me había enterado que habías vuelto a la dura realidad?!?!?!

    Si te sirve de consuelo, yo aún no cogí las vacaciones... y no hay pintas de que me las pueda coger en un futuro cercano

    ResponderEliminar
  13. Dina, no sé, pero desde luego que no estabas conmigo...
    Pero es fácil consolarse, piensa que al menos no estás de vacaciones permanentes...
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...