29 de diciembre de 2011

Personaje a exámen.

Capítulo 13. Jesús de Nazaret. (Niño Jesús para los amigos)…




Nuestro personaje de hoy fue uno de los niños más famosos, por no decir el más famoso, de la historia de la humanidad. Y desde luego, lo que no se puede negar, es que fue quien a más temprana edad se hizo famoso, ya que la fama le llegó nada más nacer. Aún hoy me pregunto que habría pasado si hubiera nacido en la maternidad como Dios manda, en vez de nacer en un pesebre del portal de Belén, lo mismo habrían televisado su nacimiento… Resulta cuanto menos curioso, el hecho de que se le llamara “Jesús de Nazaret” en lugar de ser conocido como “Jesús de Belén”…

Para empezar, nació el día de Navidad, y aunque ha habido otros muchos niños nacidos en esa fecha, está claro que él fue el primero en hacerlo. Su nacimiento está envuelto en un halo de misterio, y aún se duda de quién fue su verdadero padre.

Paradójicamente, la Iglesia mantiene que fue obra del Espíritu Santo y no de su padre San José, lo cual, y según el propio concepto que tiene la Iglesia de los niños nacidos bajo esa premisa, le convierte en un hijo bastardo. Y eso también le convierte en el hijo bastardo más famoso de nuestra historia… El hecho de que al nacer se encontrara con un buey y su cornamenta a la derecha y su supuesto padre con su… enorme bastón a la izquierda, resulta bastante esclarecedor del papel asumido por San José.

Pero ese pequeño detalle acerca de su concepción no tiene demasiada importancia, porque, en realidad, era un niño adorable. Tanto que, aparte de ser adorado por sus padres, también era adorado por pastores, vecinos, demás lugareños… y tres reyes magos orientales, que atraídos por su enorme fama, acudieron raudos y veloces a… adorarle (aunque dudo que realmente fueran orientales porque no iban en bicicleta…), consiguiendo que el Portal de Belén pareciera una reunión de vecinos de cualquier portal… el día de Navidad.

En realidad, todas esas personas sabían ya que el niño en cuestión, iba a ser un superdotado y que se adelantaría a nuestros tiempos emulando a David Copperfield, haciendo surgir de la nada miles de peces y panes con sólo chasquear los dedos… Un truco que superó cuando se puso a caminar por encima de la superficie del agua, sin aletas ni nada, delante de un asombrado público…

Hizo muchas otras cosas más, como morir crucificado y resucitar al tercer día (según las escrituras), pero ya era mayorcito y, además, eso es otra historia…



Pd.: Sea quien sea quien haya sido, gracias por el voto que me ha dado en los Premios 20 Blogs (no habría soportado terminar con un "0")...



12 de diciembre de 2011

Un paseo por las nubes...

El día 6 de Diciembre fue el día de la Constitución española. Bueno, nada importante.

Pero resulta que también fue el día en que cuatro valientes, confundieron valentía con insensatez… y se convirtieron en insensatos. De los pies a la cabeza. De hecho, su insensatez la sufrieron más sus pies que sus cabezas.

Levantarse a las 6:30 de la mañana, desayunar, hacerse un bocadillo, vestirse para la ocasión, cargarse una mochila con el avituallamiento pertinente, ponerse unas botas de tres kilos cada una (más o menos, que no sé calcular bien), e irse a la montaña a caminar entre las piedras. Siempre había pensado que ese ritual era sinónimo de estar mal de la cabeza. Ahora bien, después de participar de dicho ritual… me ratifico totalmente.

Los cuatro insensatos, decidieron que no estaría mal hacer una “pequeña travesía” por el monte, un pequeño paseíto campestre, siete kilómetros de nada. Uno, que todo hay que decirlo, es un pelín iluso, pensó “¿nada más?...”. Y se convirtió en valiente accediendo a dar el paseíto..., para posteriormente darse cuenta de que, en realidad, se había convertido en insensato. Me dirán que no es tan larga la caminata, pero cuando esos siete kilómetros tienen una pendiente media del ventitantos por cien, se convierten en el triple…, y “solo” tardamos en recorrerlos unas tres horas… Sudé nicotina suficiente como para abastecer a Tabacalera durante un par de meses…

¡A Dios pongo por testigo que nunca me volveré a reír de los que se llevan bebidas isotónicas o barritas energéticas cuando van de marcha!… Si no fuera por el avituallamiento seguramente aún seguiría por allí sentado…

Debo reconocer, que la caminata me hizo alternar momentos sufridos con momentos idílicos… y con momentos más sufridos aún. Sufridos porque resulta que uno es bastante sedentario, por no decir totalmente sedentario, lo que propició que la escalada se asemejara bastante a subir el Tourmalet la primera vez que uno anda en bicicleta… Y se convertía en ocasiones a idílico, porque el paisaje que uno se encontraba a medida que iba ascendiendo era digno de pasar por aquel sufrimiento para verlo.








Y además aprendí bastantes cosas por el camino. Aprendí que mis botas eran, efectivamente, totalmente impermeables…, no me pregunten por qué. También aprendí, o mejor dicho, comprendí porqué mis hijos siempre me preguntan desde el asiento de atrás: “¿falta mucho para llegar?”…

Cuando recorrimos esos siete Kilómetros de ascenso, me encontré con la sorpresa de que restaban otros dos, llanos eso si, pero cada uno de esos dos kilómetros estaba compuesto aproximadamente por unos mil metros más que recorrer… Al final me sentí como Heidi y Pedro corriendo por las montañas… pero sin correr.

El descenso fue otra historia, los pies andaban solos, y los nueve kilómetros se convirtieron en seis más o menos, por obra y gracia de “las cabezas pensantes” de la travesía, que decidieron en otro acto de valentía, que también se convirtió en insensatez, que el camino de cabras zigzagueante por el que habíamos ascendido, se podía bajar en línea recta atravesando árboles y demás naturaleza… En ese momento, mezclado con el silencio de la montaña, sólo se oía el eco de una voz. Una voz que gritaba: “!!Cuando lleguemos abajo recordadme que os mate…ate…ate…!!”… Por supuesto mis amenazas les importaron una mierda…

Pero lo más importante que aprendí, es que a algunos lugares sólo se puede acceder a pié. Hacerlo de otra manera le haría perder toda su belleza…





7 de diciembre de 2011

Belleza.

La belleza no tiene precio. La estupidez tampoco.

Curiosamente, en algunas ocasiones, ambas van de la mano, alcanzando su máxima expresión cuando son expuestas a una demostración pública. Y además, está científicamente demostrado, que este hecho no tiene nada que ver con la localización geográfica en la que esa unión se haga efectiva, porque es algo que se ha manifestado, y sigue manifestándose continuamente, en cualquier parte del mundo.

Seguramente, a estas alturas, se estará preguntando de qué coño estoy hablando. Le entiendo perfectamente… El caso es que esas manifestaciones, suelen presenciarse con bastante frecuencia, en esas reuniones tan frívolas que son los concursos de belleza.

No tengo nada en contra de esos concursos, no me malinterprete. O malinterpréteme si quiere, pero el caso es que dichos concursos me satisfacen, me agradan, me estimulan…, vamos, que no me parece mal que las señoritas en cuestión manifiesten su belleza de una manera tan pública.

Han nacido físicamente agraciadas, se sienten orgullosas de ello y existen certámenes en los que pueden ganar un premio gracias a sus aptitudes, o mejor dicho, gracias a sus cualidades. Si lo piensa usted bien, no es diferente a cualquier otro concurso en el que los participantes exploten cualquier otra de sus aptitudes o facultades. A fin de cuentas, la belleza no es cuantitativa, no se aprende, por lo que es más difícil de medir, con lo cual, el mérito de tener belleza debería ser mayor, y exceptuando aquellos que se apunten al bisturí, o se tiene, o no se tiene…

Sin embargo, quienes se llevan el honor de ganar un concurso de este tipo, suelen ser menospreciados públicamente, al verse obligados a manifestar alguna otra aptitud o cualidad, como la estupidez, por culpa de la gracia de algunos presentadores puestos frente a la pantalla por los organizadores, que se empeñan concienzudamente en que ambas aptitudes se manifiesten conjuntamente.

Y yo pregunto: ¿Por qué?... Si una señorita ha ganado un premio simplemente por su belleza, ¿por qué se empeñan los presentadores en demostrar que no son inteligentes?... ¿Por qué las preguntan en la entrevista preguntas tan difíciles para ellas? Que las pregunten con qué se pintan las uñas, o qué tipo de comida come. O ya puestos, que las pregunten dónde compran la lencería…, si es que la usan.

No veo yo que al premio Nobel de Física le menosprecien llamándole feo, o le pregunten qué tipo de ropa interior usa… Además es de suponer, que un/a premio Nobel de Física tendrá demasiadas cosas en la cabeza como para pensar en presentarse a un concurso de este tipo, por mucha belleza que tenga encima.

¿Acaso le preguntan al ganador/a del festival de Eurovisión en qué continente está el Amazonas? No, le tratan como a un fenómeno de la naturaleza sólo porque sabe cantar…, y se limitan a darle su premio. En cambio a estas señoritas, se las trata como a estúpidas y se las intenta desprestigiar desde el mismo momento en que las declaran ganadoras…

Así que desde aquí, pido respeto al colectivo de mises, y ruego que dejemos que estas pobres muchachas luzcan sus encantos con orgullo y demuestren para qué han nacido… sin examinarlas de nada más. Ellas sólo se han presentado a un concurso de belleza, y además… de tenerlas a medio metro, a ninguno se nos ocurriría preguntarlas nada trascendente, sobre todo porque no seríamos capaces de pensar en nada…



Pd.: Ahora bien, si quiere reírse a placer y a lo bestia, no se pierda este post sobre el tema en cuestión del amigo Juan Carlos, se lo recomiendo encarecidamente.



4 de diciembre de 2011

Duda existencial.

Todos tenemos alguna duda existencial de vez en cuando.

Pero no se preocupe. Sea cual sea esa duda existencial, es seguro que en algún lugar del planeta, habrá alguna universidad estudiándolo. No, a usted no (salvo que sea una persona digna de estudio, en ese caso es más que probable que lo estudien…), si no al tema que le hace dudar… Y además, existe un amplio porcentaje de probabilidades, de que esa universidad esté ubicada en U.S.A. Puede que sea en Ohio, en Wisconsin o en Nevada, da igual. Los americanos tienen mucha inquietud por estudiarlo todo… o mucho tiempo libre, vaya usted a saber.

Una de sus últimas inquietudes, más concretamente las inquietudes de un grupo de alumnos de la universidad de Ohio, es resolver la siguiente duda existencial: “¿Cuántas veces al día pensamos los humanos en el sexo?”….

Impulsados por tan importante enigma, hicieron una encuesta. No se me descentre, no importa si piensa en sexo oral, sexo convencional, o simplemente… sexo a cuatro patas. Tampoco importa si piensa en sexo con su pareja, con la vecina o con Megan Fox. Lo importante es cuántas veces. No, no me refiero a cuantas veces lo haría con Megan Fox, si no cuántas veces piensa en el sexo.

Es evidente que dichos alumnos, piensan en ello lo suficiente como para planteárselo y, aparte de que parece que no tienen nada mejor en lo que pensar (yo tampoco, créame), los resultados de la encuesta son bastante increíbles. Parece ser que los hombres pensamos en el sexo 19 veces al día, mientras que las mujeres sólo 11… Según estos resultados, lejos de llegar a aclarar dicha duda, a mí se me plantean otra serie de dudas colaterales:

La primera duda que me surge, es que, o bien los americanos son unos reprimidos (porque la encuesta lógicamente se hizo en su propio país), o bien tienen una doble moralidad y nos ocultan la verdad. Es posible que entre los encuestados no estuviera la persona que creó “Los vigilantes de la playa”, ni el artífice de “Playboy”, pero no hace falta llegar a ese extremo para pensar más veces en el sexo al día…

La segunda duda que se me plantea, es que, o bien las mujeres americanas están menos necesitadas de sexo que los americanos (y por eso piensan menos en ello), o bien tienen cosas mejores en las que pensar, como por ejemplo, estudiar ingeniería o cualquier otra cosa que se le parezca…

Y por último, ¿qué edades tenían los encuestados?... O bien eran niños y niñas de entre 3 y 10 años,… o bien eran abueletes de 90 para arriba…, los primeros porque no saben lo que es el sexo y los segundos porque ya no recuerdan lo que es.



Dudo mucho que los que no están incluidos en esas dos edades piensen tan pocas veces en el sexo al día, cuando lo realmente difícil es no pensar en ello y que no se nos vaya el santo al muslo, con tanta publicidad insinuante y tanta materia prima andando por la calle.



Pd.: Nuevo mes… nueva chica del mes.



28 de noviembre de 2011

Objetivos...

Todos tenemos objetivos en la vida, más o menos nobles, que nos esmeramos en cumplir, y por los que luchamos con más o menos acierto. Conseguir que se cumplan, dependerá en gran medida de factores externos y variables, que en muchas ocasiones no depende de nosotros.

Las variables son tantas que es imposible tenerlas todas en cuenta para intentar controlarlas, así que, por mucho que digan que quien siembra, recoge, nada te garantiza el éxito, y lo único que está en nuestras manos, es hacer todo lo que podamos y esperar a que la suerte nos acompañe. Ahora bien, existen dos maneras de intentar cumplir los objetivos que nos hemos marcado.

Una, la más cómoda, es aplicando la ley del mínimo esfuerzo, hacer lo más imprescindible y sentarse a esperar que los resultados lleguen por sí solos. Y a veces funciona, no se crea. La otra, es trabajando y esforzándose hasta que ya no quede nada más por hacer, lleguemos al límite de lo que uno puede dar de sí y entonces, sólo entonces, esperar sentados a que llegue el resultado.




Dicen los que saben de todo esto, que la satisfacción obtenida al conseguir un objetivo, es directamente proporcional al esfuerzo que nos ha supuesto alcanzarlo, que todo aquello que conseguimos a través del sufrimiento, superando alguna que otra dificultad, nos da una satisfacción mayor que aquello que conseguimos sin mover un solo dedo. Supongo que se basan en la teoría de que lo fácil no tiene mérito, pero…

Si todo eso es cierto… ¿Por qué coño me jode tanto estar estreñido?... Y además… ¿Por qué cuando consigo superar la dificultad del estreñimiento, y veo el resultado, no me siento orgulloso de haber logrado mi objetivo?....


 

20 de noviembre de 2011

¿Premonición?

Domingo, 20 de Noviembre, 9:00 de la mañana…

Mi hijo se levanta de la cama, dando comienzo a la jornada electoral y se va derecho a ejercer su derecho de encender el ordenador y ponerse a jugar al Fifa 11… Lógicamente no lo hace en silencio, así que con ello también comienza el Domingo para mí…

Me preparo el desayuno y me siento en la mesa a degustarlo tranquilamente. Sin previo aviso, dos moscas de considerable tamaño aterrizan en la mesa donde, sin ningún tipo de pudor, le dan rienda suelta a su pasión… Las miro con estupor e indignación y pienso: “iros a un hotel…”.

Pero no me hacen caso y continúan provocándome con su acto de exhibicionismo… (empiezo a pensar si no será una premonición de lo que nos va a pasar hoy). Imagino lo que estará pensando el macho que está encima. Porque está claro que es un macho. Lo que pasa por la cabeza de la hembra prefiero no pensarlo…, pero parece que está gozando. Incluso puedo notar la respiración agitada de ambos…




Sin más, decido que es demasiado pronto para ver una película porno, y las aplasto lentamente con mi mano. Cuando la levanto (me refiero a la mano), la hembra está ligeramente aplastada bajo el macho, quien “a medias”, aún “colea” sobre la hembra… y eso colma mi paciencia. Un acto sexual de exhibicionismo es de provocadores, pero un acto de necrofilia es de degenerados…

Así que agarro al macho por un ala y lo levanto. La hembra cuelga extrañamente de la parte delantera del macho. Mirándolos atentamente, intento vislumbrar su nexo de unión… sin ningún éxito. Ese macho sabe lo que se hace y están demasiado enganchados… Sin más, les arrojo a su hotel-cementerio: el cubo de la basura.

Y como hoy es Domingo, les voy a dedicar a los tortolitos el Video del Domingo. Y a todos ustedes también. Que tengan una feliz jornada “erectoral”…, en chino: “electoral”…








13 de noviembre de 2011

Oficios y Aptitudes.

Desde que uno tiene uso de razón, ya desde pequeñitos, hemos escuchado la sentencia: “uno puede llegar a ser lo que quiera si pone todo el empeño en conseguirlo”. Y se puede conseguir si uno, además de poner todo el empeño, reúne las aptitudes necesarias para conseguirlo…

Mi profesor de Contabilidad me dijo un día que yo reunía las características necesarias para ser un buen contable… o mejor dicho, para ser contable a secas. ¿Una mente brillante? No, una mente despistada… Olvidarme la calculadora, cada vez que tenía examen, me hizo desarrollar mis virtudes y desarrollé una gran capacidad para hacer operaciones sin necesidad de usar la tecnología… La otra característica necesaria para desempeñar mi profesión, la puede usted apreciar cada vez que lee algo de lo que escribo: una mente absurda capaz de interpretar datos absurdos…

Pero está claro que no todos reunimos las mismas aptitudes para desempeñar tal o cual función, por lo que usted sólo podrá llegar a ser aquello que, poniendo el empeño necesario, reúna las aptitudes requeridas para ello. Aptitudes que en algunos casos, son bastante características y que, por lo que está demostrado, son innegociables para algunos colectivos.

Por ejemplo, si usted siempre quiso ser médico… nunca podrá serlo si no tiene una mala caligrafía. Además de llevar una bata blanca, es indispensable que nadie entienda lo que usted escriba, así que si usted se machacó de pequeño con las cartillas de caligrafía y se hartó a hacer palotes, lo único que consiguió fue ponerle trabas a sus aspiraciones. Cuenta la leyenda que un estudiante de medicina, harto de suspender exámenes, empezó a hacerlos con letra ininteligible, y los profesores al no entender lo que ponía empezaron a aprobarle pensando que no se podía escribir tanto si no se sabía nada… Lo increíble es que los farmacéuticos entiendan las recetas… o no, vaya usted a saber. Yo por si acaso, pediré siempre las recetas mecanografiadas, porque si no a saber qué nos dan los farmacéuticos… Lo mismo te recetan “suero salino” y el farmacéutico te da un “suegro cansino”…

O político. Si usted quería ser político, sepa que no todo el mundo sirve para ello, ya que se requieren ciertas aptitudes naturales que no se consiguen así como así, como por ejemplo el estilo de vestir. No se puede ser político si uno no va siempre vestido con traje, a poder ser oscuro, y por supuesto una corbata a juego (no, la corbata que tiene de lunares no sirve)… Piénselo bien, si usted va a robar con ropa informal, llaman a la policía, pero si lo hace con traje y corbata, le ponen un chófer que le lleve a su domicilio cómodamente, y si es necesario le ponen también una escolta oficial para que se desplace más rápido… oficialmente (cosas del oficio…).

Si usted siempre aspiró a pertenecer a alguno de los cuerpos de seguridad del estado, debería tener o haber desarrollado, la capacidad de llevar gafas oscuras en cualquier situación. Cualquier policía que se precie, local o nacional, vista de azul o de verde, lleva unas gafas oscuras, y es una parte de su uniforme tan importante como la pistola o la libreta de multas. A ver si no cómo se piensa que fisgan en su coche o le cachean visualmente sin que se entere mientras que hablan con usted…, a parte de que quedan muy bien con el uniforme…

Y también hay algunos oficios que, aún dependiendo unos de otros, requieren aptitudes completamente diferentes. Si usted quiere ser pescadero, o sea dependiente de pescadería, no le vendría mal ser capaz de hablar durante horas a velocidad de vértigo para atraer compradores y repetir cosas tales como “señora mire que bocartes le ofrezco, más frescos que yo, y más baratos que una peseta de higos…”. Sin embargo el pescador normalmente desempeña su oficio sin abrir la boca… Imagínense a un pescadero pescando… los peces dirían “aletas para que os quiero…” y adiós pesca.

Moraleja: haga examen de conciencia, y recapacite sobre si reúne las aptitudes necesarias para desempeñar el oficio que desempeña… porque quizás debería estar vendiendo pescado en lugar de estar pescando…



 

6 de noviembre de 2011

El Video del Domingo.

En el año 1987, sí, allá por los 80, quedó grabado uno de esos momentos mágicos, que se dan cuando se reúnen varios artistas con algún motivo especial.

Un nutrido grupo de genios musicales se reunió, concretamente el 30 de Septiembre en Los Ángeles, para rendir un merecidísimo homenaje a uno de los más grandes del mundo del Rock and Roll: Roy Orbison.

El homenaje se convirtió en una película-documental musical titulada “Roy Orbison and Friends, A Black and White Night”. Un par de años más tarde, y tras su muerte en 1988, se editó en LP. La película es una joya, musicalmente hablando, porque cuando un genio le echa ganas, y además algún genio más te hace los coros... sale algo inolvidable. Aquí os dejo dos momentos estelares de aquella noche.















2 de noviembre de 2011

Reedición.

Esto es un post que escribí hace ya mucho tiempo, o sea, una reedición en toda regla... porque me da la gana.
Definiciones sexuales.

Anticonceptivo- Todo aquello que impide, de forma natural u artificial, que la semilla masculina alcance al óvulo femenino. Hay muchos tipos, pero los más comunes son: juntar las rodillas, la marcha atrás, ver la tele, capar al marido, dormir con las bragas puestas, eyacular para otro lado, en fin, cada uno que se las apañe como pueda...

Bolas chinas- Bolas metálicas que se introducen algunas mujeres allí dónde todos los hombres queremos entrar, y que, al andar, las da gustirrinín. Sé que las hay de diferentes tamaños, se podrá elegir según sea de grande la cavidad en cuestión, lo que no sé es porqué coño las llaman chinas (cuando veáis por la calle a alguna con una media sonrisa dibujada en su cara, ya sabéis porqué es).

Consolador- Aparato con forma fálica, dicen que es el mejor amigo de las mujeres, nunca se cansa, siempre está disponible y nunca pierde la dureza, nunca falla, ni se va a ver el fútbol, ni si quiera tiene la necesidad de fumar después de…, vamos, la perfección según ellas.

Disculpa- Cualquier argumento esgrimido por uno de los componentes de la pareja, para no practicar el sexo, el más usado es el típico “me duele la cabeza”, aunque también se usa mucho el “vamos a despertar a los niños”.

Esposas- Sirven para atar a tu pareja en la cama de pies y manos, y las usamos algunos para que nuestra pareja no pueda salir corriendo al vernos desnudos…

Follar- Acción de meter el coso en el chisme repetidas veces teniendo mucho cuidado de no dañar al chisme con el coso, insistir hasta que el chisme ya no soporte al coso o en su defecto hasta que el coso se quede blando y se salga del chisme…, vamos una auténtica jodienda.

G, punto - Es el lugar de nuestro cuerpo, que al ser estimulado por otros o por nosotros mismos, nos hace gozar de manera sublime. En mi caso y para quien lo quiera saber, es mi estómago, comer un chuletón me hace gozar sublimemente...

Hinchable, muñeca- Artículo que inventaron los sexshop para vender a quienes organizan despedidas de solteros, porque usarse, no sé si alguien las usará, pero reírte, te ríes mucho cuando llevas una por la calle..., al menos yo me reí mucho con la que me regalaron, aunque creo que a la pobre se la quitaron las ganas de volver a salir conmigo de fiesta...

Insuficiente- Por mucho que lo practiquemos, siempre es insuficiente, siempre queremos más y más y más y más y más y más, pero como querer no es poder, nos tenemos que joder.

Jadeo- Si eres capaz de follar sin jadear, es que tienes unos pulmones como los de Induráin, o en su defecto más grandes.

Kamasutra – Es el libro más vendido detrás de la Biblia, según los medios, porque yo creo que se vende más que la Biblia y la iglesia está interesada en que no se sepa. Es la Biblia del sexo, el Vademécum de los salidos, el libro gordo de petete para aprender a fornicar, la guía CAMPSA en los maratones jodederos, la enciclopedia de los contorsionistas..., en fin, si en él no encuentras una postura que no hayas practicado ya, es que eres muy imaginativo en el tema.

Lujuria- Uno de los pecados capitales, y en el que todos hemos caído alguna vez, y quien no haya caído nunca que levante la mano..., que la baje Dinio que no me lo creo.

Lluvia Dorada- Acto de mearse literalmente sobre su pareja..., si es que…, hay que ver lo que hacen algunos por no ir hasta el baño a mear.

Mamada- Acto de ordeñar el miembro masculino, mediante succión bucal vigorosa. Su finalización varía en función de la voracidad de la mamadora, dependiendo de si se lo traga todo o no..., aunque también depende de la intención del mamado, que puede avisar o callarse la boca vilmente según sus intenciones y atragantar inesperadamente a la mamadora.

Necrofilia- Practicar sexo con muertos, que no es lo mismo que morir follando o matar a alguien a polvos, aunque alguno/as parezcan muertos cuando follan...........

Orgasmo- Momento cumbre del acto sexual, que no quiere decir que se termine la jodienda, se puede seguir con más capítulos, el que pueda claro está, y que produce un estado de semiinconsciencia mental, y una flojera de piernas en el individuo que lo experimenta semejante al haber corrido 10 ó 12 km descalzo... o calzado, es indiferente.

Pene- Miembro sexual masculino, aunque también lo pueda llevar alguna mujer si se opera. Su nombre proviene del dicho “que no te apene”, ya que algunos damos pena, y dicho término fue acuñado por un sabio del siglo XV llamado Alejandro Pollacorta.

Quimera- Echar más de cinco polvos en un día..., eso es una quimera.

Relamer- Lo que hacen algunas mamadoras, cuando el capullo del capullo que no las avisa, las escupe en toda la cara, en lugar de hacerlo en la garganta.

Sadomasoquismo- Práctica sexual consistente en infringir sufrimiento a la pareja, para su goce y disfrute... Personalmente no me atrae nada que me den patadas en los huevos, o que me pongan pinzas en el escroto, pero que cada cual haga lo que quiera con su cuerpo que para eso es suyo, después que no se quejen si no pueden sentarse, he dicho.

Tantra- Dicen que es practicar sexo sin tener como objetivo prioritario el orgasmo, o bien, retrasarlo todo lo que se pueda. Para mí es, básicamente, alargar los preliminares, perdiendo el tiempo, para llegar finalmente al orgasmo unas 4 ó 5 horas después, si es que no te has aburrido antes y te has quedado dormido.

Universal- Seas de la especie que seas, estés en el lugar que estés, o folles con quien folles, el sexo es igual en todas partes..., al menos a dia de hoy y en este planeta.

Vagina- Denominado vulgarmente chocho, chumino o coño, es el lugar dónde el hombre intenta penetrar con fines placenteros, y el primer lugar por el que asomamos la cabeza al nacer y donde a algunos se nos trabaron las orejas...

Wonderful- No sé qué coño tiene que ver con el sexo, pero lo dicen mucho las actrices de las películas porno...

X- Todo lo erótico va señalado con una X, quizá la x represente a un individuo/a atado/a en cruz a la cama, o quizás sea por la talla del miembro del individuo en cuestión, o porque el resultado final de un encuentro sexual sea una incógnita, o quizás es porque el resultado sea empate, pero el caso es que siempre que vemos una X, se nos va el santo al muslo.

Yagas- Lo que te produce el ponerte un tanga de cuero..., bueno, no me miréis así, que tampoco es tan raro, aunque creo que me salieron por ponerme uno demasiado pequeño...

Zoofilia- Practicar el sexo con un miembro de otra especie, y no quiero decir que le tengas que cortar el miembro a un ser de otra especie para practicarlo, si no que lo practiques con la otra especie directamente, no con toda la especie, si no con un miembro de ésta, o con varios a la vez según gustos, aunque eso ya sería una orgía zoofílica. Claro que también podría ser una orgía zoofílica mixta, es decir, con miembros de varias especies diferentes, quiero decir con seres de varias especies diferentes, no con sus miembros..., se me está yendo la pinza..., en definitiva y para terminar, es follar con animales, coño!.





Espero que hayáis aprendido algo..., porque yo me he quedado como estaba...



1 de noviembre de 2011

Otra vez...

La historia se repite. Otra vez… Y volví a celebrar Haloween. Otra vez…

Aunque mi empresa tiene la mala costumbre de ignorar tontamente todos los puentes, originados por los días festivos, y me tocó trabajar, ello no supuso ningún impedimento para celebrar el acontecimiento.

Llegué a casa con la hora pegada al trasero. Afortunadamente tardo muy poco en vestirme, más o menos lo que tardo en quitarme la ropa y colocarme el disfraz… Yo no suelo complicarme demasiado en esas cosas, sólo lo justo, y me bastó con ponerme un pantalón negro y una camisa blanca, adornado con una capa negra (un disfraz polimultifuncional, ya que si me quito la capa me sirve como disfraz de camarero…).

Pero tras colocarme el disfraz, me eché un vistazo en el espejo para atusarme el pelo, cosa absurda porque no tengo pelo… Qué quiere que le diga, es una mera cuestión de inercia, por mucho que se pierda el pelo hay costumbres que nunca se pierden. Y hete aquí que me llevé un susto de muerte. No, el susto no me lo llevé por ver que no tenía pelo, eso ya no me pilla de sorpresa, si no porque mi imagen no se reflejaba en él… Sólo fueron unos segundos, y en seguida me percaté de que me estaba mirando en la puerta del armario que no tiene espejo…

De esa guisa salí a la calle. Se creerán que daría la nota ampliamente, pero pasé completamente desapercibido, ya que ayer mi pueblo parecía un pequeño condado de Transilvania plagado de vampiros, hambrientos de todo menos de sangre, y de lugareños encerrados en sus casas anhelando que nadie llamara a su puerta…

Tras reunirse todos los vampiros, brujas, esqueletos andantes (disfraz éste predominante entre los más pequeños) y demás comitiva seguidos de cerca por la Muerte (una Muerte súbita y puñetera, que se empeñó en matarnos a sustos… con sus petardos), emprendimos camino y nos dirigimos casa por casa a buscar el truco o trato…

Ahí descubrimos que seguir de noche a niños pequeños vestidos totalmente de negro por detrás es una tarea bastante complicada. El disfraz de esqueleto sólo tiene huesos pintados por delante, y como se pueden imaginar, los críos corren hacia delante dándonos la espalda. Si corrieran al revés seguramente deberíamos lamentar algo peor que perderlos en la oscuridad…

Y fue poco lo obtuvimos. Bueno, en realidad fue mucho, pero todo consistió en dulces para los pequeños. Desgraciadamente, no hemos españolizado esta fiesta. Habrá que tomar nota para años venideros, y darle un toque español al peregrinaje, en forma de avituallamiento adulto, y que en cada casa nos tuvieran preparadas unas tapitas de jamón o, porqué no, unas tortillas para paliar el hambre que da el caminar en horas nocturnas…

En fin, una manera tan válida como otra cualquiera de comprobar que brujas y vampiros, tampoco se ponen de acuerdo a la hora de continuar la fiesta en el bar del pueblo… El 24 de Noviembre celebraremos el día de Acción de Gracias, aunque el acto no me haga ninguna gracia, y no me imagino yo a los americanos celebrando la Feria de Abril o San Fermín…

Todo sea por los pequeños… Bueno, vale, también por los que son más altos que yo…




Pd.: Nuevo més, nueva chica del més...




30 de octubre de 2011

Un corazón. II

Continuación de esto.



Es curioso, ver cómo la gente se monta sus propias historias sobre uno, basándose en unas pocas frases escritas.

El juego de “Verdad o Mentira” es una clara muestra sobre ello, y aunque la mayoría seguramente ni os habréis parado a ponerme en medio de esas seis situaciones, otros habéis intentado desmenuzarlas demasiado… Verdad Novicia… jajajaja.

Este es el resultado:


1. Me lo paso pipa viendo a Bob Esponja con mis hijos todos los días. Verdad. Completamente cierto… Bueno, tengo que reconocer que no es todos los días, pero la mayoría me obligan a verlo y termino partiéndome el pecho con ellos… y con Bob Esponja.


2. He tenido más oportunidades de ligar con hombres que con mujeres. Mentira. Es completamente falso… afortunadamente. Novicia, el hecho de que rechace sexualmente a los hombres, no significa que no haya tenido oportunidades de llevarlo a cabo, pero efectivamente, menos que con las féminas. Que tampoco es hayan sido muchas…, sólo las justas.


3. No me gusta comer dulce. Verdad, completamente cierto. No lo voy a explicar… porque no hay explicación. Simplemente paso de ello.


4. He saltado de un avión una docena de veces. Mentira, más falso que un billete de doce euros. Lo siento Fiebre, tendrás que buscar otro protagonista…


5. Tengo una prótesis en alguna parte de mi cuerpo. Mentira. Todo lo que tengo, que no es mucho, es natural, incluso las orejas… las dos.


6. De pequeño me llamaban orejón. Verdad. Y como digo, también en la actualidad me lo llaman… aunque menos.



Así que visto lo visto, sólo hay un concursante que haya hecho pleno. Enhorabuena Doctora, de "Beatriz contra todos". Parece que ya me conoces lo suficiente como para no tomarme en serio…

Así que puedes recoger tu premio, esta bonita imagen del corazón y lucirlo en tu blog.






A los demás, gracias por participar y que haya más suerte la próxima vez.




27 de octubre de 2011

Un corazón.

Nuevo premio. 




Ana de “De ratones y mujeres”, ha vuelto, una vez más, a glorificar a este blog con una nueva distinción. En este caso un corazón bien grande, tanto que no me va a caber en el pecho. Muchas gracias Ana.

Y como todas estas cosas, he de cumplir un par de condiciones para poder lucirlo (gracias también por ello Ana). La verdad es que puede ser un juego bastante divertido, y si no se ríe uno mismo, seguro que se ríen los demás…

La primera condición consiste en contar tres verdades y tres mentiras sobre uno mismo, por supuesto, sin decir cuál de ellas es verdad y cuál una mentira como una catedral de grande… o una iglesia, también vale… Lo tendrán que adivinar los amigos lectores y dar sus soluciones en los comentarios, así que afinando que es gerundio. Las soluciones las daré en el próximo post.

1. Me lo paso pipa viendo a Bob Esponja con mis hijos todos los días.

2. He tenido más oportunidades de ligar con hombres que con mujeres.

3. No me gusta comer dulce. Me empalaga tanto… que me sabe amargo.

4. He saltado de un avión una docena de veces. Y todas con paracaídas. Y el avión estaba volando…

5. Tengo una prótesis en alguna parte de mi cuerpo. No, no voy a decir en qué parte…

6. De pequeño me llamaban orejón… En la actualidad, a veces también me lo llaman.


Pues hala, a intentar adivinar.

La otra condición (mucho más fácil, dónde va usted a parar…), es otorgarle esta misma distinción a otros cinco blogueros. Con todas las distinciones/premios que ya he otorgado, seguramente me repita, pero intentaré que no sea así (pido perdón por adelantado). Ahí van los cinco distinguidos:

1. Lady Celeste, de “La pasión de Lady”.

2. Lili, de “Lili y el mundo”.

3. Zorrete, de “Desde mi barrio”.




Bueno, creo que he conseguido no repetir. Si queréis negaros, estáis en vuestro derecho, pero pensar en todo lo que os vais a divertir. O en todo lo que nos divertiremos los demás…



24 de octubre de 2011

¿Desaprender?...

En estas últimas semanas es muy posible que se haya hartado de escuchar el slogan publicitario de cierto banco que nos invita a “desaprender”… Bueno, igual usted no, pero es que yo sí veo algo la televisión…. Estará de acuerdo conmigo en que el slogan se las trae, además de por el mensaje que nos trasmite, también porque no menciona como coño tiene que hacer uno para desaprender…

Si usted ha visto dicho anuncio y se ha propuesto complacer tal sugerencia, con un resultado más o menos positivo, me gustaría que me dijera cómo lo ha hecho, aunque no me creo capaz de aprender a desaprender…, porque yo lo he intentado y he cosechado el más absoluto de los fracasos…

Conste en acta, que tengo muy claro que algunas de las malas costumbres que tenemos los humanos, estaría de maravilla desaprenderlas, pero como la campaña no especifica cuáles de nuestras costumbres tenemos que desaprender, he intentado hacerlo con algunas cosas sencillas que aprendí hace ya algún tiempo…

Así que llevo todo el día repitiéndome a mí mismo, e intentando memorizar, que 1+1 no sé cuánto es. Y cada vez que me lo repetía, mi cerebro me decía: “1+1 son 2”…(añadiendo con tono burlón) “tonto el culo”… Y claro, no le falta razón porque yo sé restar…, quiero decir, sumar. Quizás intentar desaprender cuánto suman 1.265.325,16 más 3.269.854,01 me resulte más fácil, pero eso nunca lo aprendí, así que mucho menos voy a desaprenderlo…

También intenté desaprender el camino a mi casa, y aunque me despisté como siempre y me equivoqué de camino, finalmente, sin preguntar a nadie y de una manera inconsciente, conseguí llegar sin ningún daño que lamentar (salvo el exceso en el gasto de gasolina). Por si fuera poco, mi cerebro me decía: “gilipollas, no sólo no sabes sumar sino que además te has perdido…”(graciosillo que es mi cerebro…).

Y seguiría intentándolo, pero no tengo ganas de que mi cerebro se siga riendo de mí…, ni usted tampoco.

El caso es que la entidad bancaria en cuestión ha conseguido su objetivo. ¿Que no he desaprendido absolutamente nada?... No mire usted, ese no era el verdadero objetivo de la campaña publicitaria. Su verdadero objetivo es tenernos ocupados intentando desaprender, y que no nos detengamos a plantearnos la pregunta que deberíamos plantearnos: “¿por qué quieren que desaprendamos?”.

Ese es el verdadero quid de la cuestión. La única razón válida que se me ocurre para tal sugerencia, es que quieren que olvidemos, voluntariamente, todo lo que nos han robado “legalmente” para volver a clavárnosla doblada… Y encima nos lo presentan como una grandísima idea por la cual nos debemos sentir felices y agradecidos…

Afortunadamente, no es tan fácil desaprender que 1+1… son 2.





20 de octubre de 2011

Contrato Indefinido

Una década da para mucho…, entre otras cosas nos da diez años.

Y hoy termina la primera década de algo, porque hace diez años firmé un contrato indefinido. Claro que hoy en día… ya se sabe, los contratos indefinidos son indefinidos… hasta que una de las partes quiere que deje de ser indefinido.

Yo, por si acaso, voy a correr a renovar el mío por otros diez años, para que comience una nueva década (mejor hacerlo de década en década). Y lo hago porque… sí, quiero.

No quiero perderme otros diez años de risas, lágrimas, emociones, tensiones…, convivencia al fin y al cabo, con la mujer que, desde hace una década, comparte vivienda conmigo, y otras muchas vivencias que no voy a contar (que a nadie le interesan nuestras intimidades…, ni siquiera las más íntimas).

Así que, a ti…, a ti que me soportas, a ti y a nadie más que a ti… te dedico esta canción.








17 de octubre de 2011

"Hacerse el español"...

Cómo me indigna que alguien quiera hacerse el sueco. Sobre todo si es usted, por poner un ejemplo, español.

Eso, además de ser absurdo, es… completamente absurdo. Porque sólo los suecos saben hacerse los suecos sin que se les note. Les sale muy natural. Pero a nosotros no, se nos nota demasiado… Pero no importa. Porque usted puede “hacerse el español”, si es usted español. Y si no lo es tampoco importa, porque también puede hacerse el español (salvo que sea sueco, en ese caso hágase el sueco, que no se le va a notar…).

Pero no me refiero a “hacerse el español” imitando a D. Jose Luis López Vázquez gritando a pleno pulmón “…a por las Suecas”, e irse a buscarlas a Torremolinos, porque lógicamente en ese lugar las suecas escasean (por alguna extraña razón, donde más abundan es en Suecia, no me pregunten por qué, porque no lo sé, pero lo leí una vez en no sé qué revista…).


Entonces… ¿cómo puede hacerse el español? Muy fácil. Si usted es español de nacimiento, no le costará en absoluto y le saldrá muy natural, pero si no es español, por ejemplo sueco, sólo tiene que seguir las siguientes instrucciones.

Si se le acerca alguien y le dice: “Te presté 300 Euros y no me los has devuelto”… Sólo tiene que decirle con tono amigable: “Tranquilo, ya te los pagaré, te invito a una cerveza”… Y mientras espera a que el camarero sirva las bebidas, arránquese con el “Porompompero”, o el “que viva España” si está en el extranjero. Ya verá como, no sólo su prestamista le sigue la fiesta, sino que además pagará la ronda a la que usted le había invitado, y además le sacará del bar a hombros, si se da el caso de que usted cante estupendamente bien…

Otra variante para hacerse el español consiste en fingir que duerme la siesta, a ser posible con ronquidos que la amenicen. Evitará de esta manera cumplir con algunas de las misiones que le ordene el alto mando. Posiblemente, sea esa una característica que nos diferencia de los demás, y también viene que ni pintado para nuestro propósito de “hacerse el español”. Es cierto que no todo el mundo sirve para ello, pero con un poco de práctica llegará a dominar la técnica, si no totalmente, sí lo suficiente como para conseguir su propósito.



Se podría resumir todo parafraseando el título de un post del Sr. Bugman que decía: “En este momento hay un chino haciendo cosas raras” (post que les recomiendo leer). Pero yo voy a cambiar esa frase por ésta otra: “En este momento hay algún Español vagueando ó montando algún sarao”. Sí, esa frase se puede aplicar en todo momento, porque da igual a qué hora esté leyendo usted esto, hay suficientes usos horarios como para que en cualquier parte del mundo el horario permita tal afirmación, sea cual sea la hora en que se lea la frase…

Son sólo algunas de las maneras de conseguir hacerse el español, y aunque no están todas, las enumeradas sí que le serán de gran utilidad en caso de que lo necesite…

Y hablando de hacerse el sueco, o mejor dicho de hacerse el español… no se haga el español y… sí, vóteme en los Premios Bitácoras 2011, sí, en la categoría Mejor Blog de Humor… si es que le hace gracia.




13 de octubre de 2011

Increíble exclusiva.

A mis oídos, o mejor dicho a mis ojos (porque no lo he escuchado, lo he leído), llega la sorprendente noticia de que una mujer italiana ha abortado.

Bueno, eso no es lo sorprendente de la noticia. No, no me refiero a que no es sorprendente que sea italiana, porque no lo es. Ni tampoco que haya abortado, acción ésta bastante común en estos países mediterráneos con tanta pasión.

Lo sorprendente es que, en medio de un llanto desconsolado, la señora nacida en Cerdeña, explicaba a la atónita audiencia, que no sólo había abortado en una ocasión, si no que lo había hecho al menos en 28 ocasiones, todas ellas como consecuencia de otras tantas violaciones por parte de extraterrestres, y confiesa que fue abducida por dichos seres aprovechando cuando salía a su balcón a hacer la colada…

La buena mujer (más por sus bondades, porque estaba buena, que por su bondad), se sentía dolida por haberse visto obligada a abortar. Y también se sentía dolida, en realidad más dolida, por haber sido forzada por salve sea la parte, por aquellos seres con, según ella, un miembro cuatro veces más grande que el de su compatriota Rocco Sigfredi (afirma que con él no sintió tanto dolor).

Afirma también, que de los primeros 28 abortos no guardó pruebas, más que nada porque sentía vergüenza, y se tomó la pastilla de “después de…” (aunque a mí me da que no salió bien en los vídeos…), pero que con el último no se enteró hasta pasados dos meses y decidió hacer una grabación para que nadie se lo perdiera…

Esta es la foto que nos muestra el feto extraterrestre de dos meses de vida. O de gestación interestelar, como gusten.




Claro que como sucede con toda exclusiva increíble, no falta quien intente desmentirlo y cree que todo es un montaje para salir en la prensa. Así, un grupo de hombres cercano a la abducida-violada, declararon a nuestros medios, que todo ello no fue más que el resultado, de que la abducida-violada se pasara repetidas veces con el éxtasis, y terminara en numerosas ocasiones en un club de carretera ofreciendo servicios gratuitos a todo aquel que lo deseara…

Por si fuera poco, su propio padre apoya esa versión, afirmando que muchas noches se ausentaba de su hogar sin dar ninguna explicación, regresando muy cansada, y mostrando un aspecto bastante desarreglado. Su marido no ha querido hacer declaraciones hasta que un veterinario examine al feto y confirme su extraterrismo…

Yo, lo único que puedo decirle a esta buena señora, es que no me gusta que haya abortado. Si no lo quería, siempre lo habría podido dar en adopción al pentágono, donde le habrían hecho todo tipo de exper…, perdón, quiero decir dónde le habrían dado una buena vida… terrestre.

Ver Fuentes.

 

10 de octubre de 2011

Esto sí que es un premio.

El amigo Julio, de El Humor de Julio, me invita a postear en su espacio.




Creo que su acogedora casa no necesita presentación, pues casi todos los que pasáis por aquí ya lo conocéis, pero por si acaso queda algún despistadillo, os invito a que lo conozcáis porque su humor no tiene desperdicio, y seguramente os divirtáis tanto o seguramente más que aquí.

Dicha "aparición estelar", no es más que el resultado de mi constancia como comentarista en su casa, cuestión esta que no tiene la más mínima importancia, ya que sólo me he limitado a, como es habitual en mi, escribir tonterías. Así que hoy, en humilde aparición estelar, podréis leerme allí, o… directamente salir corriendo. Espero que mi aparición por su casa no provoque el hundimiento de su bien ganada reputación.

Con esto está todo dicho. Va por ti compadre…


Pd.: ¿Le he dicho ya que puede votarme en los Premios Bitácoras 2011 en la categoría "Mejor Blog de Humor"?... Ah no!!... Pues puede usted votarmen en los Premios Bitácoras 2011 en la categoría "Mejor Blog de Humor"... Muchas gracias.


9 de octubre de 2011

De todo un poco.

Aunque usted no se lo crea, la vida de los miembros de los cuerpos de seguridad es muy dura…

Y por encima de todos esos cuerpos de seguridad, está la Guardia Civil. O mejor dicho, sus miembros. Su dura jornada de trabajo, todo el día de control en control, aguantando las incongruencias de los infractores, que protestan continuamente las sanciones de las que son claramente merecedores, y que nuestros guardias les imponen para la salvaguarda de todos los viandantes.

Pero a pesar de todo lo que tienen que aguantar, algunas cosas no las aguanta ni la Guardia Civil, y si no pinche aquí y lo verá.

Claro, que después de ver la foto, quizás piense que la vida de los “miembros” de la Guardia Civil no sea tan “dura”…

Y hablando de coches, y como es Domingo, os dejo con el video del Domingo, un tema que trata sobre coches y con el que seguramente muchos, entre los que me incluyo, se sentirán identificados…





4 de octubre de 2011

Isla desierta.

A todos nos han hecho alguna vez la pregunta: “¿Qué te llevarías a una isla desierta?...”.

Sinceramente, siempre me ha parecido una pregunta de lo más absurda, porque… ¿Quién coño en su sano juicio, se iría voluntariamente a pasar el resto de sus días a una isla desierta?... A mí, esa pregunta me hizo reflexionar, o sea, flexioné dos veces. Sólo me sirvió para ganarme un ligero dolor de espalda…

Corríjanme si me equivoco, pero creo que nadie, por muy desquiciado que esté por culpa de los impuestos, se iría a una isla desierta voluntariamente. En todo caso lo haría de una manera forzosa, digamos que por un naufragio o algo por el estilo, y en ese caso, estoy seguro de que no le daría tiempo a elegir nada de nada para llevarse, se quedaría con lo puesto, y quizás con algo que se encontrara flotando por el camino… Así que es un tanto absurdo pararse a pensar qué me llevaría, pero como yo soy bastante absurdo, y llevo ya unos cuantos años escribiendo tonterías, voy a divagar un poco sobre el tema.

Lo primero que me viene a la cabeza, es una radio. Sí, no me miren así, me gusta escuchar los partidos y no soportaría estar el resto de mi vida sin enterarme de ná de ná… Pero debo desecharlo casi de inmediato. Está claro que me haría mucha compañía, pero las pilas se acaban por consumir por muy alcalinas que sean, y seguro que en una isla desierta no hay donde comprar pilas de repuesto…

¿Una mujer que esté buenísima?... Para qué. ¿Para acabar encontrándonos algún defecto mutuamente y terminar discutiendo por todo?... Por un poco de sexo no vale la pena… Eso se arregla con un poco de onanismo, que también es satisfactorio y más relajado. Total, no tenemos colchón, ni tampoco se lo podemos contar a nadie… Desechado.

También pensé que podría ser de utilidad un rollo de papel higiénico, pero eso también se termina por culpa de la regularidad, así que si finalmente vamos a tener que utilizar hojas de palmera o cualquier otro tipo de árbol o arbusto, cuanto antes nos acostumbremos a la aspereza, mejor que mejor.

¡Una navaja! Por fin algo que me sería de verdadera utilidad y además no lleva pilas. Bien utilizada, es un utensilio que nos puede sacar de muchos apuros, y llegado el caso, incluso nos serviría para cortarnos las venas si decidimos no dejárnoslas crecer.

Una sombrilla para los días de sol también podríamos pensar que nos sería útil. Pero el hecho de que la isla esté desierta, no significa que sea un desierto, y seguramente habrá arboles que le proporcionarán sombra de sobra (si es que no ha gastado ya todas las hojas para… para…, por culpa de la regularidad).

Mil quinientos metros lineales de cuerda también nos pueden ser útiles. No para colgarse no, pedazo borrico, para eso le basta con un par de metros… Pero cuando haya gastado todas las hojas de los árboles, puede fabricarse una balsa con sus troncos y la cuerda… si es que se ha llevado la navaja. O si tiene una dentadura fuerte. Aunque tampoco le servirá de mucho si no es capaz de armar una balsa sin libro de instrucciones…

Y además, si está en una isla desierta voluntariamente… ¿para qué iba a querer construir una balsa para marcharse? ¿Acaso no le gusta el menú del día de la cafetería? ¿Se aburre?... Pues oiga, no haber ido…

 


Pd.: Nuevo mes, nueva chica del mes...
 
Pd.: ¿Ya me ha votado en los Premios Bitácoras 2011? ¿No? ¿A qué espera?...