1 de marzo de 2017

Hacerse oír...

Hacerse oír es necesario. Conseguir que los demás te escuchen, si quieres que los demás sepan lo que piensas y, además, porqué lo piensas, suele ser un acto aconsejable, a la par que recomendable.

Recomendable y aconsejable, sobre todo, si lo que tienes que decir es interesante y relevante para la salvaguarda del bien común. Si no es así, uno corre el riesgo de quedar como el culo, que también se hace oír de cuando en cuando, para soltar… flatulencias sin sentido por su estrecha boca. Y últimamente hay demasiada gente que lo hace. Quiero decir que hay demasiada gente que suelta flatulencias sin sentido por su estrecha boca… y queda como el culo.

No sé qué pensará usted, pero hacerse oír, para decir algo que todo el mundo de este planeta, y parte del universo, ya sabe de nacimiento, como que “los niños tienen pene, las niñas tienen vulva”, no sólo me parece irrelevante e innecesario, sino que también me parece una flatulencia totalmente absurda. Vamos, lo que se viene llamando “un pedo mental”. Tan cierto y absurdo, como hacerse oír para decir “el agua moja” o “Jordi Hurtado no envejece”.

El tema no pasaría de una mera anécdota, con la que reírse de sus protagonistas, si no fuera porque quien se hace oír con semejante tontería, lo hace guiado por una motivación tan indignante: el rechazo a quien hace uso de su libertad para elegir su sexo. La continuación de su mensaje “si naces hombre, eres hombre, si eres mujer seguirás siéndolo”, está cargado de intolerancia y fobia hacia los transexuales.

Me gustaría saber cuál es el motivo que le lleva a “pensar” así y hacerse oír lanzando ese mensaje. Quizás todo sea producto de una posible frustración, sufrida cuando su pareja decidió cambiar de sexo, dejándolo con un palmo de narices y usted lo haya traducido en fobia hacia los transexuales. Es posible, igualmente reprochable, pero posible. Porque si ese fuera el motivo, debería usted cambiarse también de sexo y retomar la relación, o si lo prefiere, volverse homosexual. Piénselo bien. Ni siquiera tendría que hacerse oír para declarar su amor por su pareja, porque ya quedaría sobradamente demostrado con su acción…  

Si no es así, si lanza ese mensaje sin ninguna razón personal que lo haya dejado afectado, a usted, que se hace oír para soltar semejante flatulencia por su estrecha boca, yo le digo: ¿y a usted qué coño le importa lo que cada cual haga con su pene o su vulva o, en definitiva, con su vida? ¿Acaso es usted menos feliz porque alguien, a quien ni siquiera conoce, necesita cambiar su sexo para sentirse realizado? ¿No tiene usted un motivo más noble o una causa más justa para hacerse oír? Supongo que no. Supongo que la gente como usted, tiene demasiado tiempo libre y la suficiente intolerancia para buscar causas tan absurdas como ésta.


Eso sí, le pido por favor, que la próxima vez que quiera hacerse oír, lo haga en su casa y, a ser posible, hágalo bajito para que nadie le oiga, así no correrá el riesgo de quedar como el culo… ni provocará que nadie tenga que taparse los oídos…












28 comentarios:

  1. Esa gente del bus horrible ese más que HACERSE oír lo que tendrían que hacer es HACÉRSElo mirar, porque jodo petaca, menuda panda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero para eso deberían de practicar la auto crítica y no creo que estén muy por la labor...
      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Cómo es que dijo Hemingway? ...algo así como que el hombre tarda cerca de tres años para aprender a hablar, y unos setenta para saber callar. Se ve que algunos ni con eso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, cierto. Está claro que aún no han llegado a los setenta...
      Besos.

      Eliminar
  3. Yo siempre pienso eso cuando escucho comentarios así: "¿A ti qué más te da? ¿Afecta en algo a tu vida cotidiana?". De todas formas, no siempre entro al trapo. Depende de si la opinión se da con respeto o no... Al fin y al cabo, todo el mundo tiene derecho a opinar aunque no estemos de acuerdo.

    Y Jordi Hurtado no envejece.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. Todos tenemos derecho a tener una opinión, personal e intransferible, hasta ahí de acuerdo, pero no por ello hay que montar una cruzada en contra de otros que también tienen sus derechos, y cuando hacer pública esa opinión supone criticar y menospreciar el modo de vida de otro, dicha opinión se convierte en ofensa y, sinceramente, no creo que esa gente se merezca que les ataquen de esa manera.
      Besos.

      Eliminar
    2. No hablaba de esta gente en concreto. Hablaba más bien de la opinión personal. Besos!!

      Eliminar
    3. Vale, entendido. Eso sí, está claro que todos tenemos una opinión para cada tema y que seguramente no coincidan. Eso sí es normal.
      Besos.

      Eliminar
  4. Muy buena oda por la libertad y la igualdad de todos los seres humanos Elvis.(Piensen y sean, como piensen y quieran ser) Tienes una particular forma de hacerte oír, y se te oye muy bien. Te daría mi voto en los premios 20Blogs y me gustaría que ganases, pero, ya se lo di a Erika (que al igual que tú y yo) compite en la misma categoría, "Humor" y como bien sabes, solo se puede emitir un voto por categoría.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ese es el quid de la cuestión, tolerancia.
      No pasa nada, creo que en el tema votos estamos todos en la misma tesitura.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Gracias por el detalle de haber enlazado a mi blog y haberte hecho seguidor. Desde ahora mismo, yo te sigo y enlazaré al tuyo desde el mio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti otra vez, y bienvenido a tu casa.
      Saludos.

      Eliminar
  6. que joven es la chica de tu mes
    demasiado un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chica es guapa. Algunos no tenemos edad para tirarle los tejos pero sigue siendo muy guapa.

      Eliminar
    2. Es joven sí, pero no demasiado. Según la Wikypedia ya tiene 26 añitos...
      Besos.

      Eliminar
    3. Cierto, no tenemos edad para tirarle los tejos, pero sí para disfrutar ocularmente de su belleza jajaja
      Saludos.

      Eliminar
  7. Coincido con "Mi Álter Ego". Que cada uno digo lo que quiera siempre que no lo haga en un tono que moleste. ¡Que dice tonterías! Pues si, pero no voy a ser yo quien lo censure. Otra cosa es que ademas de decirlas las ponga en práctica. Esta gente puede odiar, si quiere, a los transexuales, siempre que no los ofenda en público, y por su puesto nada de violencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el quid de la cuestión. Montar una cruzada manifestándose en público supone muy a las claras no respetar a los otros. A mí no me gustan los transexuales, ni los homosexuales, si me gustaran sería uno de ellos, pero soy heterosexual convencido. Sin embargo no voy por ahí criticandolos y tratándolos de bichos raros... porque los respeto. No lo comparto, pero tienen todo mi respeto para hacer lo que les venga en gana con sus vidas y sus cuerpos... que para eso son suyos.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Es una gran cagada, pero quiero pensar que no han caído en la mensaje resultante de su idea, se han quedado en las palabras sin escuchar lo que decían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú crees? Yo creo que saben muy bien lo que dicen y que tienen muy medido hasta dónde quieren llegar con ello...
      Saludos.

      Eliminar
  9. Lo que no entiendo es por qué se le ha dado tanto bombo a esa gente.

    Para mí tienen la misma importancia que un loco que sale a la calle con un cartel de EL FIN ESTÁ CERCA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Además estoy seguro de que eso es lo que están buscando, bombo. Pero a veces, resulta imposible permanecer callado ante cosas que chirrían tanto...
      Besos.

      Eliminar
  10. Yo con este tema estoy perdido, la verdad, así que sólo tengo interrogantes. Veo tan inútil esta campaña como la que la originó. Siempre se está tratando la forma, joder, y lo que se tendría que tratar es el fondo: el respeto por las personas. Menos etiquetas por un lado y por otro. RESPETO, no confrontación.

    Hace poco leí que el índice de suicidios de las personas transexuales (por arrepentimiento tras haber dado el paso y operarse) era muy superior al de las personas sin esa circunstancia. Y creo, sinceramente, que estamos dándole demasiada importancia a la marca y a la etiqueta y estamos dando de lado a lo que he comentado antes: el respeto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el quid, el respeto. La interrogante es, el porqué tanta gente tiene la tendencia de atacar a colectivos con ideales diferentes, sin que éstos hagan daño a nadie. Nunca lo entenderé. Hay muchos casos de polémicas similares a ésta movidos solamente vaya usted a saber porqué...
      Saludos.

      Eliminar
  11. Con qué gracia has expuesto ese pedo mental, jajajajajaja. La verdad es que es de vergüenza ajena.
    Besos, Elvis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, es que los pedos mentales suelen tener gracia, más que nada por lo absurdos que son...
      Besos.

      Eliminar
  12. Totalmente de acuerdo.
    Bien dicho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...