1 de noviembre de 2011

Otra vez...

La historia se repite. Otra vez… Y volví a celebrar Haloween. Otra vez…

Aunque mi empresa tiene la mala costumbre de ignorar tontamente todos los puentes, originados por los días festivos, y me tocó trabajar, ello no supuso ningún impedimento para celebrar el acontecimiento.

Llegué a casa con la hora pegada al trasero. Afortunadamente tardo muy poco en vestirme, más o menos lo que tardo en quitarme la ropa y colocarme el disfraz… Yo no suelo complicarme demasiado en esas cosas, sólo lo justo, y me bastó con ponerme un pantalón negro y una camisa blanca, adornado con una capa negra (un disfraz polimultifuncional, ya que si me quito la capa me sirve como disfraz de camarero…).

Pero tras colocarme el disfraz, me eché un vistazo en el espejo para atusarme el pelo, cosa absurda porque no tengo pelo… Qué quiere que le diga, es una mera cuestión de inercia, por mucho que se pierda el pelo hay costumbres que nunca se pierden. Y hete aquí que me llevé un susto de muerte. No, el susto no me lo llevé por ver que no tenía pelo, eso ya no me pilla de sorpresa, si no porque mi imagen no se reflejaba en él… Sólo fueron unos segundos, y en seguida me percaté de que me estaba mirando en la puerta del armario que no tiene espejo…

De esa guisa salí a la calle. Se creerán que daría la nota ampliamente, pero pasé completamente desapercibido, ya que ayer mi pueblo parecía un pequeño condado de Transilvania plagado de vampiros, hambrientos de todo menos de sangre, y de lugareños encerrados en sus casas anhelando que nadie llamara a su puerta…

Tras reunirse todos los vampiros, brujas, esqueletos andantes (disfraz éste predominante entre los más pequeños) y demás comitiva seguidos de cerca por la Muerte (una Muerte súbita y puñetera, que se empeñó en matarnos a sustos… con sus petardos), emprendimos camino y nos dirigimos casa por casa a buscar el truco o trato…

Ahí descubrimos que seguir de noche a niños pequeños vestidos totalmente de negro por detrás es una tarea bastante complicada. El disfraz de esqueleto sólo tiene huesos pintados por delante, y como se pueden imaginar, los críos corren hacia delante dándonos la espalda. Si corrieran al revés seguramente deberíamos lamentar algo peor que perderlos en la oscuridad…

Y fue poco lo obtuvimos. Bueno, en realidad fue mucho, pero todo consistió en dulces para los pequeños. Desgraciadamente, no hemos españolizado esta fiesta. Habrá que tomar nota para años venideros, y darle un toque español al peregrinaje, en forma de avituallamiento adulto, y que en cada casa nos tuvieran preparadas unas tapitas de jamón o, porqué no, unas tortillas para paliar el hambre que da el caminar en horas nocturnas…

En fin, una manera tan válida como otra cualquiera de comprobar que brujas y vampiros, tampoco se ponen de acuerdo a la hora de continuar la fiesta en el bar del pueblo… El 24 de Noviembre celebraremos el día de Acción de Gracias, aunque el acto no me haga ninguna gracia, y no me imagino yo a los americanos celebrando la Feria de Abril o San Fermín…

Todo sea por los pequeños… Bueno, vale, también por los que son más altos que yo…




Pd.: Nuevo més, nueva chica del més...




27 comentarios:

  1. Oye, qué práctico lo de tu disfraz!! jajaja.

    Yo tb veo muy bien que adoptemos aquí la fiesta si los niños se divierten... ¿o no nos habría gustado a nosotros vestirnos de vampiros o de esqueletos y hartarnos de dulces? Vamos!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. No, si todo lo que sea irse de cachondeo está muy bien, cuando yo era pequeña lo más que hacían era ir de casa en casa pidiendo el aguinaldo en Navidad.
    Ya que la originalidad brilla por su ausencia en tu pueblo al menos podías haberte esmerado en ser el mejor vampiro, pareces Ramón García dando las campanadas ;P

    ResponderEliminar
  3. Impagable la foto jajaja Me hubiera apuntado sin dudarlo, aunque eso de ir de casa en casa no es que me mate, pero como son los críos los que dan la cara... Lo de los disfraces de esqueleto se podría solucionar pintándoles números en la espalda con el nombre, en plan equipo de fútbol. Me los imagino jugando un partido, y serían la caña jajaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Parece que este año todo el mundo celebra Halloween menos yo a pesar de que he tenido dos oportunidades, la anticipada de fin de semana y la de verdad.
    Pero oye, yo también soy de las partidarias de que cualquier festividad que sirva como excusa de ponerse disfraces y no ir a trabajar, debería adoptarse. Ser yankees por un día no me parece mal. Aunque... Acción de gracias? jajaja

    ResponderEliminar
  5. !!Hola Elvis!!
    Lo importante es q los niños disfrutaran ¿y pq no? los mayores tambien,muy guapos el grupo.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. El de las orejas y con poco pelo eres tú no???? :P:P (es brooooooooma).
    A mí me gusta ver a la gente divertirse tanto con todo. La excusa es lo de menos.
    (Lo de "acción de gracias" ya es pasarse, eh??? :P:P)

    Un beso, Elvis

    ResponderEliminar
  7. Bien hecho. Es una costumbre celta (más o menos) lo de honrar a los muertos! Jalouin, la americanada, me gusta porque hay que disfrazarse... que me encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. jajaja... !!!... estais terrorificamente guapos.... Este año no he podido celebrarlo porque mi hijo mayor tenía un torneo de fútbol de halloween. El peque si que salio con su madre y un grupito de amigos a saquear de caramelos los alrededores...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. No me gusta Halloween, pero lo respeto, anoche no paro el timbre de casa de sonar con niños ilusionados, así que a dar caramelos.
    Yo soy más de castañas panalles y boniatos con un buen vino dulce.
    Rodeado de amigos o familiares.

    Yo recuerdo mi niñez cantando villancicos por las puertas...

    ainss como cambia todo!!

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jo con Miki. Eso del jamoncito y la torti lo tiene usted que proponer para el año siguiente, claro que lo mismo se llena el pueblo de gorrones foráneos.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  11. Yo tengo fiesta retrasada de Halloween el viernes... Vamos a ir de brujas (originalidad 100%...) pero tan divinas! :)

    Aiii, quiero tener niños para poder disfrazarles e ir a pedir caramelooooos!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Elvis, estoy segura de que te lo dirá más gente y estarás acostumbrado, pero te lo tengo que decir, me he estado partiendo de la risa leyendo esta entrada, lo del disfraz multifuncional, lo del pelo, lo el espejo, mi marido me ha oído las carcajadas y ha venido a ver lo que era, sencillamente genial, admirable tu sentido del humor y la capacidad de regalarnos unas risas en estos tiempos que corren...

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  13. A mí tampoco me gustan estas americanadas pero como bien dices si en vez de caramelos ponemos jamoncito ... , la cosa cambia

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Señorita Sunshine, cierto, en realidad nos sentimos frustrados por no poder pedir nosotros los dulces..., aunque en mi caso por un dulce ni pestañeo, pero todo lo que sea que te regalen algo...
    Besos.


    Doctora, más quisiera, Ramón García tiene pelo, y además sin caspa. Bueno yo tampoco tengo caspa aunque lleve capa jajaja
    Pero como bien dices, los españoles siempre encontramos una excusa para hacer el ganso...
    Besos.


    Sinfin, claro, claro, nosotros nos manteníamos en un decimonoveno plano, más que nada para que no nos pudieran denunciar a la benemérita.
    Ja, el nombre del equipo sería... "Los rompehuesos" jajaja
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Eliza Day, no te extrañe lo de Acción de Gracias, a todo llegaremos al paso que vamos. Aunque no tenía ni idea de que por aquellos lares también se celebrara Haloween... Lo que aprende uno en estos viajes...
    Besos.


    Lady Celeste, si al final lo importante no es qué se celebra, si no celebrar algo... lo que sea y pasárselo bien. Lo de guapos vamos a dejarlo en un décimo plano jajajaja
    Besos.


    Novicia, esto... sí. Ahora ya sabes porqué la sexta opción era verdad jajaja
    A todo llegaremos, celebraremos Acción de Gracias y de desgracias si hace falta...
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. El-La, gracias, se hace lo que se puede y lo que te obligan... Aunque como puedes ver, no tenemos cara de que nos hayan amenazado si no lo hacíamos jajaja
    Besos.


    Fer, cambiar el fútbol por Haloween habría sido un delito, así que has hecho bien.
    Un abrazo.


    Jana De SR, como se suele decir, cualquier tiempo pasado fué mejor. Si nuestros antepasados españoles levantaran la cabeza... verían cómo nos han conquistado los de las Américas jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Zorrete, lo mantendremos en secreto..., lo de Minki digo. Lo de los jamoncitos tambien jajaja
    Saludos.


    Brujotinto, la sangría es dulce...
    Abrazo.


    Caparina, ¿Brujas?... espero que llevéis escoba, no veas cómo está el tráfico los viernes por la noche... Pero no, créeme, no quieres tener niños... jajaja
    Besos y bienvenida a tu casa.


    Meg, muchas gracias. Es lo más bonito que me han dicho desde que hice la primera comunión... Bueno, no, desde que saqué sobresaliente en música tocando la flauta allá por 6º de EGB... Me refiero a lo de que te has reído con lo escrito, no a lo de guapos jajajaja
    Besos.


    Caarsa, claro claro, a los vampiros se les gana por el estómago jajaja
    Abrazos (Ahora mismito voy a ver ese intrigante post)

    ResponderEliminar
  18. No soy amigo de esos festejos, pero admito que tienen su atractivo para los niños. Cuando venga el reclamo seré padre mucho antes que nacionalista.

    Qué chica del mes se sacó de la manga, por dios. Lo felicito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Por eso te lo decía, elvis, por el post de verdad/mentira... Porque, la verdad, yo no te veo las orejas tan exageradas como para que hayan sido el motivo de tu apodo durante toda tu vida....

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Voy a coger la idea de tu disfraz ambivalente. Me parece genial. También me parece genial la idea de cambiar caramelos por tapas de jamón, chorizo, tortilla y demás, que lo otro produce caries.
    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Hola Don Elvis, trasteando en Bitacoras.com, acabo de ver que me citabas en una entrada. Es en la del concurso de los corazones, las verdades y las mentiras. Veras toda la semana he estado pachucho y no estuve atento al blog. Lo siento, en otra ocasión sera y gracias por acordarte de este Zorrete.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  22. Mira que estáis guapos, je je je.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Muy guapos en la foto... Los niños aterrorizados, me imagino... La chica del mes es de mentira... como todas!!! Un beso

    ResponderEliminar
  24. Yoni, que será padre antes que nacionalista no lo pongo en duda. No esperaba menos de usted.
    ¿La chica?... ojalá me la pudiera sacar de debajo de la manga... o debajo de la sábana jajaja
    Abrazos.


    Novicia, no, desde luego. En el fondo, más que apodo tocapelotas, era un sobrenombre cariñoso de parte de mis hermanos. En ningún momento me he sentido acomplejado por ello ni mucho menos. Ni siquiera lo habría sentido si de verdad fueran grandes, símplemente me habría reído de ellas al mismo ritmo que los demás jajaja
    Besos.


    Juan Carlos, el futuro es de los visionarios, así que haces bien en apuntarte al cambio de viandas jajaja
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Zorrete, tranquilo, el premio está ahí para que cada uno lo coja cuando pueda, no tiene caducidad, así que te lo puedes llevar ipso-facto, que es tuyo.
    Abrazo.


    Odry, gracias, pero me da rabia, porque pretendíamos estar terroríficos...jajaja
    Besos.


    Mara, gracias. Pero los niños de hoy en día no se asustan fácilmente como nos pasaba a nosotros..., yo estaba más asustado que ellos...
    La chica del mes no sé si será de mentira, pero alguna hay de verdad eh?, que yo las veo en la tele...
    Besos y bienvenida a tu casa.

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...