8 de agosto de 2013

Hombres, Mujeres... y compañía. II

Hombres, mujeres y compañía. O mejor dicho, hoy, hombres en compañía y mujeres en compañía. O lo que es lo mismo, reunión de hombres y reunión de mujeres.

Es otra de las diferentes formas de actuar, de ambos géneros, en una misma situación. Aunque en este caso sólo puedo hablar, con cierta propiedad, de cómo actuamos los hombres en una reunión de hombres.  A día de hoy, nunca he estado en una reunión de mujeres para saber qué es exactamente lo que se cuece en su interior. Quizás algún día me inviten a una de ellas, pero, en ese caso, seguramente dicha reunión quedaría totalmente desvirtuada, por mucho que las asistentes quisieran comportarse con total naturalidad, por lo cual dicha experiencia, no me serviría para conocer más, acerca de esas reuniones de lo que ya conozco. O sea, nada.

Posiblemente, sea éste otro ejemplo, tanto de la simplicidad masculina, como de la complejidad femenina. Sobre todo de la primera, ya que de la segunda, como ya he dicho anteriormente, no puedo hablar con propiedad…

En dichas reuniones de hombres, los temas de conversación pueden ser infinitamente variados. Pero no lo son. Por alguna extraña razón, e independientemente de la clase social e intelectual a la que pertenezca el grupo, siempre se termina hablando del mismo tema. Si usted es hombre, seguramente sepa de lo que hablo. Si es usted mujer, puede que llegue a hacerse una idea, pero nunca llegará a conocerlo en la misma proporción y profundidad que si fuera hombre, ni mucho menos entenderlo.




Puede usted estar hablando, por ejemplo, de toros, recordando los pitones de aquel Miura que daba cagalera sólo imaginárselo, cuando sin previo aviso, uno de sus amigos le interrumpe con un “a aquella de la esquina si que la empitonaba yo…”. O si están en medio de una conversación de finanzas, hablando de las fluctuaciones de la bolsa y especulando con el precio de las bananas en Sudamérica, es interrumpido con un “mira aquella rubia, seguro que sabe más que tú de “plátanos”…” y otro contesta con un ”Y la morena de al lado es catedrática en “melones”…”.

Existen otros temas aleatorios, que también se tratan en esas reuniones, como por ejemplo el coche. El propio de cada uno, no se crea que nadie habla del coche del vecino, casi con toda seguridad, peor que el suyo propio. O de deportes, donde todos descubrimos atónitos, como el más inútil de la pandilla, no jugó nunca en el Madrid porque le tenían manía… todos los entrenadores que tuvo.

Pero finalmente, aunque se hable de diversos temas, a cual más trascendente, todos derivarán en el mismo tema, el más importante. O como lo definen por ahí… el único importante. Somos así de simples.
Ahora bien, con el objeto de poder hacer comparaciones, por mucho que sean odiosas, invitaría cortésmente, y además lo agradecería eternamente, que alguna fémina se prestara a detallarnos lo que se cuece, en ese coto privado que son las reuniones femeninas.


Por favor, absténganse de detallar lo que se cuece en esas reuniones femeninas también llamadas “tupper-sex”…




16 comentarios:

  1. Wolas Elvis,
    Vengo a arrojar un poquito de luz a esa oscuridad que parece envolveros cuando se trata de lo que se cuece en una reunión de mujeres.
    Aunque te sorprenda, nosotras también mezclamos el sexo con todo lo demás y los comentarios picantes, incluso soeces, también forman parte de nuestras conversaciones a la mínima ocasión. En nuestras conversaciones se tocan todo tipo de temas, quizás en esto seamos más versátiles que vosotros. Amén de los temas recurrentes de los hijos si los hubiera, los jefes, los maridos, la amiga que no está presente y no se puede defender, la casa, la ropa, la inflación, el tiempo, la puta crisis, los kilos, la edad, el intercambio de recetas, la compra, los padres, las madres, el vecino del 5º, que está para comérselo, la peluquera que nos odia, los achaques de la edad...

    Un beso, Elvis.

    ResponderEliminar
  2. No podía haber tenido Vd. más suerte, Don Elvis; el comentario de Novicia Dalila aclara definitivamente sus dudas.

    No niego que también me ha servido a mi para entender de qué se habla en reuniones de señoras y aclarar ciertas dudas que tenía sobre el particular. por lo que quedo muy agradecido.

    ResponderEliminar
  3. Depende del grupo de mujeres del que hablemos. En el caso de mi grupo, hablábamos más de esos temas cuando éramos más jovencillas. Ahora nos hemos adecentado. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Novicia, caray, eso sí que es tener tema de conversación, prácticamente lo abarcáis todo..., pero me parece increíble que no habléis de deporte. O, al menos, de los deportistas jajaja
    Besos.


    Si Bwana, a ver si así nos enteramos de algo...
    Saludos.


    Mi Álter Ego, uno nunca se adecenta... Simplemente, cambia su visión sobre ello jajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo, como Novicia, también creo que nosotras abarcamos más temas, pero no te creas....si hay confianza, cualquier tema también deriva en ellos, en vosotros....
    Yo ya sabía cuáles eran vuestros temas y cómo acababan siempre jajajaja, pues en varias ocasiones me he visto como la única fémina en un grupo de hombres.
    Y cuando llega el momento de hablar "de empitonarse a aquella rubia", o de "lo wenorra que tiene ésa los melones", afortunadamente siempre había un caballero -o al menos lo parecía jajaja- que decía "bueno, bueno, chicos.....mejorando lo presente".
    Ainssss, no sigo que me enciendo

    ResponderEliminar
  6. Un blog estupendo y muy divertído.
    felicídades.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Elvis, pese a que nuestra querida Katty ya hizo hace años un post sobre este tema, le hare a titulo personal dos aclaraciones simples y detalladas a l mismo tiempo.

    Las conversaciones masculinas tienen tres temas basicos, deportes ( futbol 97%) coches ( Audi, BMW, Mercedes 75%) aunque aqui el nivel social cambia mucho la estadistica y por supuesto mujeres, mujeres, mujeres distingiendo segun edad entre EX mujeres y sexo con mujeres. En estos casos depende de la confianza con el congenere para tratar cada tema en profundidad, pero un cabalero por norma no trata detalles escabrosos.

    Respecto a las damas y en funcion del rango de conectividad entre ellas tratan tambien tres temas, en modo baja confianza, comprasmodacosmetica asi todo junto, en segundo rango "sastreria" es decir cortar trajes ajenos, especialmente a toda aquella que sea supuesta competencia. Por ultimo y en lo mas profundo de su confianza y conectividad, si el alcohol surge y corre, si los dioses dan su beneplacito y Urano y Jupiter se encuentran alineados, no solo hablaran de sexo, sino que ademas lo haran con un lujo de detalles que nosotros pobres varones podriamos escandalizarnos.

    Y a ver quien se atreve a decir lo contrario!

    Portense bien, por favor!

    ResponderEliminar
  8. Belkis, en eso también somos diferentes. Ante la intrusión de un miembro del otro género, con sus miembros y todo, somos incapaces de cambiar de tema y decimos lo que nos pasa por la cabeza... sin pensar las consecuencias jajaja
    Besos.


    Antonio, gracias y bienvenido.


    Maestro, intentaré leerme dicho artículo, aunque con las aclaraciones que me habéis hecho, creo que voy servido. Pero si es verdad eso de que si se alinean los planetas hablan con todo lujo de detalles sobre eso... empezaré a poner micrófonos allá donde intuya que va a haber tal alineación...de féminas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. !Hola,Elvis!

    Pues en mi caso,segun he ido cumpliendo años,cambian las circunstancias tambien,los temas en las reuniones han ido parejos a ellos.Aunque algunos siempre se han mantenido en todas las conversaciones,es curioso,el sexo,despellejar al pariente,la economia y la moda,son imperecederos,atemporales que diria el filosofo jjajaja.

    Esplendido post,muy divertido y ocurrente.
    Muchisimos besitos,Elvis.

    ResponderEliminar
  10. Esmeralda, claro, no se habla de lo mismo con 18 que con 30 o 60... Pero sí, jajaja, hay temas que son imperecederos y omnipresentes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Esmeralda, claro, no se habla de lo mismo con 18 que con 30 o 60... Pero sí, jajaja, hay temas que son imperecederos y omnipresentes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. También hablamos de sexo, pero el tema estrella es siempre criticar a otras mujeres :)

    ResponderEliminar
  13. Doctora, por alguna extraña razón, no me cuesta nada creerte jajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pues basicamente de lo mismo. Quita los deportes y los coches, puedes cambiarlo por hijos, despellejar a alguna etc, pero EL TEMA al que se vuelve de forma recurrente y si queremos echar unas risas es HOMBRES, SEXO, HOMBRES, SEXO, y encima fantasmeamos lo mismo o más que vosotros, la mayoría hace años que no echa un polvo en condiciones y habla como si su vida girara en torno al sexo, somos muy bocas. Y cree lo que dice el Maestro, os pondríais rojos de escuchar el detalle con el que aportamos nuestras experiencias, sin dejar nada a la imaginación. Ah! y soléis salir malparados, también te lo digo.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...