14 de febrero de 2017

Whiskypedia

Capítulo 7. Día de San Valentín.



El día de San Valentín es el día del “Love is in the air” por antonomasia, y a estas alturas de la vida, todo el mundo sabe lo que es: el día en que los comercios dedicados a la venta de flores hacen su Agosto en Febrero. El día en que su nivel de ventas sólo es comparable al alcanzado el día de todos los Santos. Por eso, no voy a descubrir nada que no se sepa ya del Día de San Valentín tal y como lo conocemos en la actualidad. Pero… ¿cuál es su verdadero origen y significado?

Es curioso, pero tiene bemoles que, como casi todas las festividades, fuera instaurada por un Papa allá por el año 496 D.C. (Después de Cristo para los agnósticos), más concretamente por el Papa Gelasius I (a quien llamaron Gelasius I sin ni siquiera saber si iba a haber más Gelasius posteriormente, y sin que ni siquiera llegara nunca a ser padre). Se desconocen los motivos que llevaron a este hombre a tener tal iniciativa, aunque todo apunta a que, además de ser un devoto de Dios, también era un devoto de un tal Valentín. Las malas lenguas dicen que su devoción llegó a convertirse en amor, pero eso está aún por demostrar.

Quiso la providencia que, algunos siglos más tarde, un poeta francés, sabe Dios porqué, en uno de sus poemas, hablara de ese Día de San Valentín como un día de festejo para todos los enamorados. Ya sabemos todos que Francia es un lugar donde  “L’amour” aplica su “in the air” en todo su esplendor. Tanto es así que, años más tarde, su rey Carlos VI (Carlos sexto para los que no saben romano), instauró que dicho día los cortesanos alfa compitieran en varias modalidades para conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. Claro que por aquel entonces, ni siquiera era necesario que estuvieran enamorados, ni los unos ni las otras, así que el tema tuvo que evolucionar un par de tuercas más, para que el día de los enamorados… lo celebraran los enamorados.

Y fue en Inglaterra donde, a principios del siglo XIX (diecinueve para los que son de letras), empezó a comercializarse la festividad con la fabricación de tarjetas, que contenían ese tipo de frases que quedan tan bien cuando se dicen al oído de tu enamorada/o, para que cada cual se las regalara a su pareja, y que empezaron a dejar en las arcas de los grandes almacenes importantes sumas de dinero. Sabe Dios a quién se le ocurrió tal iniciativa, pero todo hace indicar que debió de ser algún antepasado del fundador de Harrowds…

Años más tarde, a la anglo-americana Esther Ángel Howland, se le ocurrió añadir a las tarjetas la imagen del ángel Cupido como símbolo de la festividad. Desconozco que se le pasaría por la cabeza a esta mujer para llegar a pensar que la imagen de dicho ángel, soltero y sin compromiso que se sepa, podía llegar a ser la imagen del amor. El caso es que la idea funcionó y hoy en día, en el día de San Valentín, un amplio porcentaje de la mitad de la humanidad, intenta demostrarle a otro amplio porcentaje de la otra mitad, que su amor por ella es incombustible e insuperable… El resto de días, por lo que se ve, no hace falta demostrarlo…


Podría contaros más cosas sobre el Día de San Valentín, pero para eso… ya está la Wikipedia. 






24 comentarios:

  1. Pues Felicidades!! Espero que su amiga Robin Holzken le traiga un estupendo regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Pero entre usted y yo, si tengo que elegir entre Robin Holzken y mi mujer... me quedo con mi mujer. No me pregunte porqué.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Mi Papa se enamoró de mi Mama. Como en aquella época no se separaban dos de cada tres parejas de enamorados, ambos se soportaron hasta que dejaron de hacerlo y pasaron a convivir hasta que dejaron de convivir.

    Respecto al día de hoy, entiendo que, si no hubiese fecha ya puesta el 28 de diciembre, quedaría de puta madre. Y eso porque no existe el día de los hipócritas, pues venderían menos en los centros comerciales. Pero claro, esto te lo dice un tío que no cree que el romanticismo sea plantar una rodilla en el suelo para que vean lo romántico que eres.

    Ahora una pregunta al aire... ¿cuánta gente se verá OBLIGADA a regalarle hoy algo a sus parejas?

    Je.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que si, que habrá mucha gente que se verá obligada a regalar algo. Pero habrá otra mucha que le saldrá de dentro hacerlo. No sé dependerá de cada uno.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Pues a mi este evento me parece totalmente deleznable, hortera, mercantilista, y desde que me he enterado que lo instauró un tal Gelasio, ya es que me produce urticaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Igual que otros "días de...", inventados por los grandes almacenes para hacer caja. Y esos otros "días de..." los instauraron otros Gelasios tan deleznables como el primero...
      Saludos.

      Eliminar
  4. No sabía esas historias. Qué raro lo de Harrods :P
    Bueno, otro día para el consumismo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues anda que lo fueron mejorando con los años. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y cada vez lo vuelven más consumista...
      Besos.

      Eliminar
  6. Sin duda, todo es un negocio.

    Menos mal que el amor sí es algo grande.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final es lo que queda, el amor, pero lo utilizan para intentar obligarnos a consumir...
      Besos.

      Eliminar
  7. ¿Es una fecha "inventada"? Pues sí, como todas... porque todas los días "D" son inventados.
    ¿Que se ha convertido en algo muy comercial? Pues sí, como todo... porque hoy todo tiene "marketing" detrás.
    ¿No es acaso también una postura el decir "no festejo porque se ha convertido en un negocio"? Pues sí, como muchas otras... y esto no la hace menos válida.
    Entonces ¿por qué enrollarse tanto? ...¿deseas celebrar este día? ¿deseas coger la ocasión para decirle a otro/a que le quieres, que le amas, que te gusta? Pues hazlo!! ...y hazlo a tu modo, comercial, no comercial, con o sin flores, con globos o con bombones, con cenas espectaculares o con una tortilla en tu casa... haz aquello que te hace feliz, y si eso es hacer feliz a un otro/a (o a unos/as otros/as...jejeje!) pues adelante... si el objetivo de este y cualquier día, debería ser éste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, que cada cual lo viva a su manera, sin tener la obligación de seguir unos cánones comerciales...
      Besos.

      Eliminar
  8. Lo que en realidad parece San Valentín es una guerra. Lo digo por el DESPIADADO bombardeo publicitario al que nos someten. Y cada vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, una guerra en la que deberíamos combatir haciendo caso omiso a los bombardeos publicitarios.
      Besos.

      Eliminar
  9. Curioso. Por aquí ha pasado el Valentín ese sin pena ni gloria. Es que nos queremos todos los días jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es buena señal, obviar la celebración es una manera de decir que todos los días son San Valentín.
      Besos.

      Eliminar
  10. te felicito por lo que has escrito muy interesante
    y me molesta te diría que el mundo ha dejado de ser
    romántico un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cierto. El romanticismo está marcado por la espontaneidad, y con tanta parafernalia se pierde dicha espontaneidad.
      Besos.

      Eliminar
  11. Es curioso: precisamente justo vengo de otro blog donde cuentan una versión diferente sobre el origen y la evolución de esta ''''festividad''''. Dice Mary Asexora en su blog que el origen es una fiesta pagana, y luego un papa que quiso cristianizarla, y de ahí lo de cambiar la fiesta por un día en honor a un supuesto martir romano. Hum. Aún así: mola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Mary Asexora sabe mucho jajaja. Lo leeré para aprender un poco...
      Cierto, ese fue el inicio, pero yo lo cogí un poco más adelante. Así y todo te recomiendo encarecidamente que le hagas más caso a cualquier otra versión diferente de cualquier tema que a mi Whiskypedia, mis versiones suelen ser un poco surrealistas jajajaja
      Saludos.

      Eliminar
    2. Como dice Elvis, yo cuento el origen y él lo retoma un poco después con el poema que encumbró definitivamente esta festividad.
      Seguiré cotilleando por aquí para ver que aprendo de la whiskypedia.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Así es, hay muchas maneras de contar una misma historia.
      Bienvenida, ponte cómoda pero ten cuidado con lo que lees, que puedes sufrir cualquier tipo de trauma jajaja
      Saludos.

      Eliminar

Uy lo que han dicho...