15 de agosto de 2012

Pequeños Dictadores.


Usted no decide… Yo tampoco.

Me dirá que aparque a un lado mi presunción y que hable exclusivamente de mí, pero no sea ingenuo, no es nada saludable negar la evidencia, sobre todo cuando es tan evidente… ¿Que cuál es esa evidencia tan evidente?... La dictadura a la que somos sometidos por parte de nuestros pequeños… dictadores.

Los niños tienen el poder absoluto, por mucho que queramos negar la evidencia. Sí, podemos consolarnos con el pensamiento de que, posiblemente, y sólo posiblemente, el sometimiento a su dictadura sea bastante voluntario. E incluso podemos pensar, que son nuestras propias emociones las que nos hacen vulnerables a su voluntad.

Es bastante posible que sea esa la razón de que siempre consigan lo que quieren. Y digo siempre porque es siempre. Incluso cuando creemos que hemos salido vencedores, la victoria sólo es una derrota encubierta. Generalmente nos quedamos con la sensación de que nuestro “NO” ha sido un “NO” definitivo, pero la verdad es que, esa victoria ficticia, no nos deja ver el verdadero desenlace, que siempre desemboca en un “NO, pero…”.

Y ellos lo saben. Saben que la opción final siempre la determinan ellos. Te estudian con sigilo, descubriendo tus puntos débiles, ponen en marcha todo su arsenal de artes dramáticas, y te atacan sin contemplación hasta que consiguen un chantaje emocional bastante efectivo.

Su ataque llega en oleadas y consiste en darnos varias opciones que, habiéndolas preparado con antelación, son lanzadas por orden de preferencia, “su” preferencia, sabiendo que posiblemente empecemos negándonos, y  van debilitando poco a poco nuestra resistencia con el bombardeo de opciones y quejas dramáticas, sin que nos demos apenas cuenta.

Y claro, llega un momento en que tu voluntad es dominada por sus artimañas, alguna de las opciones consigue tu beneplácito, y además te quedas con el sentimiento de que sigues siendo tú quien marca los límites a los que llegar…

¡Pardillo!... Nuestra respuesta siempre se trata de un “NO” condicional. Porque la mayoría de las veces, nuestra negación, llega a un destino que ni por asomo era la opción que nosotros habíamos elegido en un principio. Pero no nos damos cuenta, porque nos limitamos a pensar “fantástico, no le he comprado la PSP…”. Y claro, no, no le has comprado la PSP que te pedía, pero le has comprado un balón y un equipaje completo de fútbol… cuando tu idea original era no gastarte ni un euro ese día…

Reflexione sobre el tema. Podría poner un millón de ejemplos, pero seguramente ya le serán bastante familiares, así que reflexione porque seguro que llega a la misma conclusión que yo…

Por supuesto, no voy a decir que la dictadura infantil nos convierta en desdichados, y… ¡qué coño!, siempre nos proporciona una gran satisfacción verlos felices, pero eso no debe de ser impedimento para que nos demos cuenta de quien tiene el poder…



15 comentarios:

  1. Ya crecerán ya y entonces dirás, con lo gracioso y obediente que era de peque, jajaj.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. !!Hola,Elvis!!

    Yo digo siempre q cuando son pequeños dan ganas de comerselos y despues te arrepientes de no habertelos comido.Pero dan muchas satisfacciones verlos crecer, a pesar de las rabietas y el mandoneo a q nos someten estos pitufillos.Muchisimos besitos,Elvis.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por confirmar las teorías que llevo años comentando, por suerte no soy el último en el orden jerárquico casero, yo mando más que la cobaya de mi hijo.

    ResponderEliminar
  4. Y si no funciona ninguna de sus argucias siempre les queda la mirada tierna tipo Gato con botas o el soltar alguna graciosada que termina derritiendo a los padres, lo peor es que tienen poderes hipnóticos porque ellos no son capaces de darse cuenta de ese dominio aunque para los demás sea más que evidente, salvo algunas excepciones como supongo es tu caso jejeje.

    ResponderEliminar
  5. nada q un buen soplamoco no te ayude a sobrellevar. No creo q a puro sopapo logres que dejen de imponerse, pero la venganza es de dulce...

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón. En mi vida he tenido mayor capacidad de negociación que cuando tenía ocho años. Deberían dejar la banca en manos de los niños... Besos.

    ResponderEliminar
  7. Voy a pedirle a mi madre un balón y un equipaje completo de fútbol, a ver si así me cae la Play 3 :P

    ResponderEliminar
  8. Y cuando se hagan mayores los muy cabrones nos encerrarán en ese campo de concentración llamado Asilowitz.

    ResponderEliminar
  9. A mí mi sobrino me tiene dominada. Él manda y yo obedezco.

    P.D.: Por cierto, yo creo que la foto de la chica del mes no es de Sofía Vergara. Que también tiene un culo espectacular, pero yo creo que no es ella.

    ResponderEliminar
  10. Zorrete, seguramente me acordaré y entonces juraré en hebreo... o en uzbeko que es más rítmico...
    Saludos.


    Lady Celeste, aún no he llegado a la fase caníbal... pero en tiempos de crisis nunca se sabe...
    Besos.


    Sergio, es lo bueno de tener mascota... yo no la tengo y así me va...
    Saludos.


    Valeria, eso entra dentro del apartado "artes dramáticas"... aprenden demasiado gracias a la evolución de los dibujos animados...
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Zeithgeist, (me ha costado escribir tu nombre...), un soplamoco no me sabe a nada. Dos tampoco..., pero tres ya empieza a ser satisfactorio...
    Saludos.


    Mi Álter Ego, ni hablar. Si los adultos han sido capaces de que les solucionen sus desfalcos... imagínate si fueran infantes... o infantas.
    Besos.


    Doctora, si te compran el traje... te compro una foto con tu nuevo traje y la pongo de chica del mes...
    Besos.


    Pazzos, habrá que estar atentos cuando nos quieran llevar a la ducha...
    Abrazo.


    Loquediga, los tíos se dejan dominar aún más... y lo digo por experiencia, que fuí tío antes que padre...
    No sé si será ella o no, pero ese nombre tenía la foto y al menos vista por detrás sí que se le asemeja...jajajaj
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. San Herodes bendito, virgen y martir...

    ResponderEliminar
  13. Pilar, Herodes seguramente fué un padre que perdió la paciencia en las negociaciones con su hijo... y lo pagó con el resto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar
  15. Donde manda capitán, no gobierna marinero.

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...