3 de mayo de 2016

Personaje a exámen.

Capítulo 15. Albert Einstein.



Nuestro personaje de hoy, pasó a la historia gracias a su pasión. Más concretamente a su pasión por la Física. Como no podía ser de otra manera, su pasión le llevó de la mano a convertirse en Físico. Lo cual resulta, cuanto menos curioso, ya que nadie en su entorno llegó nunca a creer que destacara por su físico, considerado más abstracto que físico.

Se convirtió en el Físico más conocido y popular del siglo XX (20, para los que no saben romano), aunque, al menos yo, no sabría decir en qué nacionalidad encasillarle, ya que, aparte de la pasión por la Física, también tenía una pasión desmedida en coleccionar nacionalidades. Dicho afán nacionalista, o anti nacionalista según se mire, le llevó a tener cuatro nacionalidades diferentes. 

Fue tal su extravagancia en ese sentido, que incluso durante cinco años, de 1896 hasta 1901, fue apátrida, es decir, no tuvo nacionalidad alguna… Las malas lenguas afirman que, dicho baile de nacionalidades, tuvo su origen en su luna de miel, consistente en un tour por Europa, de esos en los que hoy en día no tienes tiempo ni para mear, pero que por aquel entonces, por lo que se ve, tenías tiempo de jurar la constitución de cada país nada más pasar la frontera…

Así, pasó de ser alemán a ser apátrida, después suizo, seguidamente austríaco, para finalmente volver a ser alemán. Pero como además de ser todo eso, también era judío, el jodío tuvo que emigrar a Estados Unidos cuando su compatriota Hitler se lió la manta a la cabeza, y le dio por perseguir a todo judío viviente. Cuando digo su compatriota, es porque durante unos años ambos fueron austríacos… y alemanes. Evidentemente y como no podía ser de otra manera, nada más pisar suelo americano… se nacionalizó americano.

Pero ya para entonces, el bueno de Einstein, contaba con una dilatada experiencia en hallazgos científicos. Su primer trabajo reconocido data de 1901, justo cuando se convirtió en suizo, y dado que dicho trabajo, fue un estudio científico sobre la atracción capilar, también fue justo cuando se convirtió en peludo e inmortalizó para siempre su peculiar peinado. Se desconoce cuáles fueron los métodos empleados en dicho estudio, pero fuentes anónimas afirman que consistieron en introducir dos dedos en un enchufe. Vaya usted a saber.

Lo que sí está claro es que, éste primer estudio científico de la atracción capilar, fue de largo el estudio más comprensible y mejor aceptado por la comunidad científica de todos los que realizó Einstein. A partir de ahí, no sé si tendría algo que ver su final aspecto, empezaron a tomarle por loco. O como el mismo matizó posteriormente “relativamente loco”. Y le tomaron por más loco aún, ya que nadie entendía aquello de “relativo” y su extraña teoría de la relatividad…


Os podría contar más cosas sobre Albert Einstein, pero para eso ya está la Wikipedia…





10 comentarios:

  1. jajaja, muy bueno. Realmente no todo es relativo, porque a mí me pone enfermo que ahora le llamen Ainstain. Seguro que también se nacionalizó en Lianchastastain. Joder con las modas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices, lo de Lianchastastain habrá que investigarlo seriamente, porque eso podría convertirle en pentapátrida...
      Saludos.

      Eliminar
  2. Jajajaj, lo del enchufe me ha matado. No sabía que había sido apátrida.
    Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a él casi lo mata... menudo susto que se llevó. Yo tampoco sabía lo de apátrida. De hecho ni siquiera sabía que uno podía elegir serlo...
      Besos.

      Eliminar
  3. Algunos han imitado su despeinado, sin darse cuenta que no se trataba de pelos, sino de secreciones de sus neuronas, excitadas por la relatividad de sus pensamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esa es una teoría difícil de demostrar. Soy más partidario de la teoría del enchufe...
      Saludos.

      Eliminar
  4. Y yo que me creía alguien por tener doble nacionalidad. Está claro que nunca seré un genio... Voy a meter los dedos en el enchufe, al menos.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes doble nacionalidad?... Eso es porque eres el doble de mujer que las demás, no? Y el doble de simpática..., pero por favor, olvídate de meter los dedos... en el enchufe.
      Besos.

      Eliminar
  5. Me ha gustado el perfil, bueno y el frente también.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, también tiene una buena frente jajaja
      Besos.

      Eliminar

Uy lo que han dicho...