21 de mayo de 2012

El Sex-appeal. II


Ahora que ya hemos aclarado un poco, lo que significa tener Sex-appeal, en el anterior post sobre el tema en cuestión, nos podemos plantear otra serie de cuestiones más complejas. No se me asuste. No me refiero a solucionar una cuestión de física cuántica ni a buscar el nexo de unión entre la escasez de lechugas y la extinción de los caracoles tigre…

Me refiero a que, tras tener una ligera idea de lo que es el Sex-appeal, podemos dar un paso adelante, y reflexionar acerca de, por ejemplo, ¿a dónde nos lleva el tener Sex-appeal? Seguramente nos lleve a algún lugar, o más bien a algún estado que nos permita tener otro estatus.




Es una cuestión bastante interesante, que seguramente podrá resolver alguien que tenga Sex-appeal, pero a mi no me pregunten, porque yo nunca iré en dirección a ese estado. Más bien iré en dirección contraria, así que, si lo desean, les puedo explicar a dónde nos lleva no tener Sex-appeal. Y si no quieren que se lo explique… también,  porque yo escribo lo que me da la gana…

Lo cierto es que no tener Sex-appeal tiene un montón de ventajas. La más importante es que no ligas con nadie. Sobre todo con nadie que sea sexy. Y tampoco con nadie que tenga belleza (aquí quedan excluidos los no-sexys millonarios). Para muchos puede parecer un fiasco, pero nada más lejos de la realidad. Ser sexy te obliga a dar siempre el 100 por 100 de tu sexapilidad, y eso tiene que cansar.

Yo me imagino la vida de alguien, que tenga un alto porcentaje de sexapilidad, y me agobio una barbaridad, todo el día rechazando ilusos pretendientes del sexo opuesto… o del mismo sexo, faltaría más… Por no pensar en lo que pasaría si, una persona con grandes dosis de sex-appeal, de repente, empieza a descuidarse y lo pierde como perdió la virginidad, en un abrir y cerrar de piernas. Siempre tendrá que escuchar comentarios del tipo: “….ha perdido todo su sex-appeal…”. Eso desmoralizaría a cualquiera… menos a mi, o a usted si es que tampoco tiene sex-appeal.

Es bastante más llevadero estar en la sombra, sí, más frío pero más llevadero. Ni siquiera supone un esfuerzo extra lograr que la gente no te mire, y pasar desapercibido es un lujo que no se debe despreciar.

Y desde luego, es mejor no tener sex-appeal, que ser tremendamente feo, porque si uno es tremendamente feo, no pasa desapercibido, si no todo lo contrario, le señalarán con el dedo, e incluso con dos dedos a la vez. Algunos, los menos afortunados, incluso son objeto de reportajes y de entrevistas en algún que otro medio de difusión internacional.

Ahora usted debe decidir que dirección tomar. Continuar con su sex-apilidad y sufrir las consecuencias, o deshacerse de todo su sex-appeal...y sufrir las consecuencias.


17 comentarios:

  1. Sí, la verdad es que esto de ser tan sexapible cansa un montón. Yo para Reyes del año que viene he pedido que me lo quiten ya de una vez. Procuraré portarme bien el resto del año y tocar todas las maderas que me vaya encontrando por ahí para que se cumpla. No vaya a ser... :P

    Besos, Elvis.


    Pd.: ¡qué mono el bikini de ganchillo que lleva la Heigl! :P (joer, de poco me atraganto al pronunciar el apellido ese... O_o )

    ResponderEliminar
  2. ¿Y no se puede elegir un Sex-appeal de quita y pon? Algo que te sirva según el efecto que pretendas lograr en tu contrario, digo... Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Menuda cruz¡¡¡ Yo tuve que ir al cirujano plástico de urgencias porque no me quitaba los tíos de encima ni con agua caliente.... Desde que soy del montón, vivo en un confortable anonimato que me permite desbarrar lo que me da la gana sin tener que dar cuentas a nadie :P

    Besos, Elvis

    ResponderEliminar
  4. Me ha convencido, corro inmediatamente a quitarme este Sex-appeal, qué cruz!!

    ResponderEliminar
  5. Ya decía yo que lo mío tendría alguna razón de ser. ¡Fijaté!
    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Yo voy a optar por la estrategia de... "virgencita, que me quede como estoy" en el tema del sex appeal jajaja que no me va tan mal y podría ir peor!

    ResponderEliminar
  7. Bah, al final también te acostumbras a los piropos y a ser el centro de atención. Yo cuando me dicen guapa ya ni me inmuto ;P

    ResponderEliminar
  8. Casi mejor quedarse tranquilito sin que nadie nos moleste, no???

    :)

    ResponderEliminar
  9. L, si esperas a que te lo quiten los Reyes... te quitarán todo menos el sex-appeal, que los Reyes no son de piedra...
    Besos.


    Mi Alter Ego, supongo que se pueda hacer... pero pregúntaselo a alguien que ya lo lleve puesto, yo ni siquiera he conseguido ponérmelo nunca...
    Besos.


    Novicia, tu testimonio será de gran valor para todos aquellos que duden de mi teoría. Espero que al menos no fuera doloroso... ni caro.
    Besos.


    Valeria, corre, corre, antes de que te arrepientas...
    Besos.


    Juan Carlos, siempre hay una explicación para todo, por mucho que no la encontremos... Incluso para los gases intestinales...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Eliza, allá tú, pero después no digas que no te avisé. El que avisa no es traidor si no todo lo contrario...
    Besos.


    Doctora, ¿de verdad se acostumbra uno a eso hasta el punto de que ni te inmutes?... Debes tener una sangre fría...
    Besos.


    Señorita Sunshine, veo que captas la esencia jajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. !!Hola,elvis!!

    Todo lo q sea en exceso no es muy bueno,dosificar es lo ideal.
    No creo q haya personas feas en este mundo, sino personalidades feas.Hay muchísimas personas, de las llamadas, feos y feas que tiene un sex appeal impresionante.

    Mejor estar sin tanto sex-appeal,porque al final estaremos esclavizados.

    Besitos con sex appeal,elvis. jajajaja

    ResponderEliminar
  12. "pasar desapercibido es un lujo que no se debe despreciar..."

    Total y absolutamente de acuerdo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que aunque una no sea sexy puede tener detrás a una cola interminable de pretendientes deseosos de carne fresca.

    'Siempre hay un roto pa' un descosío'

    ¿Qué me dices?

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com
    besoss
    Emilia

    ResponderEliminar
  15. Lady Celeste, desde luego, por eso puntualizo y digo "tremendamente feo"... De hecho, la mayoría de las personas sexys no son especialmente bellas.
    Besos.


    Salvadorpliego, sólo hay que ponerle empeño jajaja
    Saludos y bienvenido a tu casa.


    J. Vela, desde luego, lo uno no quita a lo otro, pero una vez que uno está servido, mejor que desaparezca la cola... de pretendientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo tengo un sex-appeal irressisstible para todo tipo de bacterias, virus y amebas intestinales, neuróticas varias, ancianas que dan de comer a las palomas, mirones de urinario de estación, abuelas miopes e hipercariñosas que me confunden con su bisnieto y se empeñan en cambiarme y cubrirme de polvos-talco, y hasta para JoséLuisMoreno que no deja de proponerme hacerme un traje de saliva y que nos montemos un trío con Monchito. ¿Crees que en la Seguridad Social podrán operarme de esto?

    ResponderEliminar
  17. Pazzos, no sé, la seguridad social está un poco chunga últimamente como para exigir este tipo de tratamientos... Quizás lo puedas camuflar como minusvalía de tercer grado...

    ResponderEliminar

Uy lo que han dicho...